Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La población suiza pronuncia un doble "sí"

La aceptación del aumento al IVA en favor del seguro por invalidez se impuso en las urnas.

(Keystone)

Las urnas hablaron este domingo: los suizos aceptaron el aumento al IVA en favor del seguro por invalidez (AI) con 54% de los votos y una pequeña mayoría de los cantones. La supresión de la iniciativa 'general' obtuvo un 68% de apoyo. La participación ascendió a 40%.

El suspenso se prolongó a lo largo del conteo de los escrutinios merced a la doble mayoría (cantones y pueblo) necesaria para una modificación constitucional. Al final, sólo un cantón hizo inclinar la balanza en favor de la financiación adicional destinada a la AI; doce cantones y medios cantones votaron 'sí', contra once que dijeron 'no'.

La mayoría de los cantones de expresión alemana mostró reticencias a un mayor desembolso destinado a sanear la deuda de 13 mil millones de francos del seguro por invalidez. La más fuerte oposición provino de Appenzell Rodas-interior, con un 64,3% de 'no'. Los habitantes del cantón de Thurgovia, en segundo lugar con 59,3% de rechazo, y los de Schwyz, en tercero, con 57,7%.

El 'sí' de los francófonos

Al contrario, la Suiza francófona votó por unanimidad por la financiación adicional en favor de la AI. Los campeones del 'sí' fueron los ginebrinos, con un porcentaje de aceptación de 65,9%. En el Jura, la cifra llegó a 64,7% de los votantes, en Neuchâtel, 64,1% y en el cantón de Vaud, 63,3%.

Basilea-Ciudad se integra en el grupo de los más fuertes partidarios, con un 62,7% de electores favorables. De parte de los cantones bilingües, el Valais dijo 'sí' en 61,7%, Friburgo con 59,1% y Berna ,54,2%. Zúrich, Lucerna, Basilea-Campo, los Grisones y el Tesino se mantuvieron del lado de la Suiza occidental.

El IVA aumentará 0,4 punto para alcanzar un 8%, desde enero de 2011 hasta finales de 2017. La tasa reducida para los bienes de primera necesidad pasará al 2,5% (+0,1 punto) y el porcentaje especial para la hotelería al 3,8% (+0,2). Esta alza representará alrededor mil 100 millones de francos al año.

Además, la aceptación del proyecto permitirá crear un fondo de financiamiento autónomo para la AI, dotada con un capital inicial de 5 mil millones. Eso significará un alivio para la AVS (seguro de vejez) cuya fortuna es mermada por la deuda del seguro por invalidez. Asimismo, cabe señalar que está en preparación una 6ª. revisión de la AI, con una nueva reducción de gastos del orden de los mil millones de francos.

Supresión de un derecho popular

El 2º. objeto de las votaciones de este domingo fue la supresión de un derecho popular. La iniciativa popular general quedó enterrada sin haber sido utilizada. Un 67,9% de los votantes aceptó suprimir ese derecho popular inscrito en 2003 en la Constitución. Todos los cantones dieron su aval.

A pesar de una campaña casi inexistente, la mayoría se dejó convencer de que la iniciativa popular general sería demasiado difícil de aplicar. Más de un millón de votantes dieron su 'sí' en la urna mientras que más de 600.000 se negaron a eliminar ese derecho.

La iniciativa popular general debía ofrecer la oportunidad a 100. 000 ciudadanos de solicitar una nueva legislación. El rechazo en las urnas fija el retorno a la situación que prevalecía antes de 2003.
Por todas partes, la propuesta de suprimir la iniciativa popular general fue bien acogida, con porcentajes de aceptación de entre 60 y 70% en la mayoría de los cantones. La palma del 'sí' corresponde al cantón de Vaud (75,1%), seguido de Ginebra (74,6%), Basilea-Campo (72%) y Zúrich (71,4%).

Berna aceptó suprimir la iniciativa popular general con 69,5% de los votos; Neuchâtel con 66,7%; Friburgo, 66,2%; Valais, 63,4% y el Jura con 63%. Los menos entusiastas en tachar ese derecho popular fueron Uri (53,5% de 'sí'), Schaffhouse (58,3%) y Soleure (59,8%).

Una enseñanza que debe tomarse de esta votación es la de reflexionar de antemano si un proyecto es concretamente aplicable o no, destacó la ministra de Justicia y Policía Eveline Widmer-Schlumpf. La consejera federal se dijo sorprendida por la claridad del resultado cuando el tema era tan técnico y abstracto.

Uno de los raros políticos en haber llamado a votar 'no', el diputado democristiano Ruedi Lustenberger lamentó la ausencia de debate que condujo a los ciudadanos a seguir la consigna de las autoridades y de la casi totalidad de los partidos.

Partidos que no parecen apurados en encontrar otra solución. Por ahora solamente la izquierda parece más o menos favorable a la idea de introducir una iniciativa legislativa a nivel federal, es decir, que permita al pueblo modificar directamente la ley y no la constitución.

swissinfo.ch y agencias

FINANCIACIAMIENTO ADICIONAL

La tasa normal del IVA, actualmente de 7,6%, será aumentada en 0,4 puntos.

El alza será en cambio menor para la tasa reducida que se aplica a los libros, a los medicamentos y la alimentación. Actualmente de 2,4%, este porcentaje reducido pasará al 2,5%.

La tasa especial de 3,6% que se aplica a la industria hotelera, será aumentada en 0,2 puntos.

Inicialmente, se preveía que en caso de aceptación por el pueblo, este aumento del IVA entrara en vigor el 1 de enero próximo. Pero en la sesión de verano, el Parlamento aceptó 'in extremis' prorrogarlo al 1 de enero de 2011.

Los parlamentarios se mostraron sensibles a los argumentos de los medios económicos que consideran impropio el incremento impositivo en este período de crisis.

El lapso del incremento será de siete años.

Fin del recuadro

OTRAS FORMAS DE INICIATIVA

Iniciativa popular: permite a los ciudadanos proponer una modificación de la Constitución. Para ser válida, debe ser firmada por 100.000 ciudadanos en un plazo de 18 meses. El Parlamento puede aceptar directamente la iniciativa. Puede también negarla u oponerle un contraproyecto. En todos los casos, se convoca a voto popular, dado que toca a la Constitución.

Iniciativa cantonal: permite a cada uno de los 26 cantones presentar ante el Parlamento un proyecto de artículo constitucional, de ley u ordenamiento. La iniciativa es tratada primero por la comisión competente de ambas cámaras del Parlamento. Si una de ellas rechaza darle curso en dos ocasiones, la iniciativa es abandonada. En caso contrario, la iniciativa sigue el camino clásico de cualquier ley o artículo constitucional.

Iniciativa parlamentaria : permite a un diputado o a un senador depositar(dejar) delante del Parlamento un proyecto de artículo constitucional, de ley o todavía de orden. Este proyecto puede ser redactado o formulado en términos generales. La comisión de la cámara donde la iniciativa ha sido depositada(dejada) decide si se efectúa allí de dar curso a eso. Por ejemplo, una iniciativa que tocaría un sujeto ya que colgaría cerca del Parlamento no sería válida. Si la comisión juzga la iniciativa admisible, el proyecto sigue luego el progreso legislativo clásico.

Fin del recuadro

EL VOTO DE 2003

La iniciativa popular general fue sometida a voto popular el el 9 de febrero de 2003 .

El proyecto fue aceptado por el 70,4% de los ciudadanos y por todos los cantones.

El índice de participación fue del 28,69% .

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes