Navigation

Suiza y Chile lanzan proyectos de eficiencia energética

Heraldo Muñoz Valenzuela es jefe de la diplomacia chilena desde marzo de 2014. Keystone

Ambos países comparten, además de un tratado de libre comercio, un creciente número de proyectos medioambientales para paliar problemas como la sequía que afecta al país sudamericano. Heraldo Muñoz, ministro chileno de Relaciones Exteriores, traza un balance de las relaciones bilaterales y de la situación de la región.

Este contenido fue publicado el 28 julio 2015 - 11:00
Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Las perspectivas de crecimiento en Latinoamérica han retrocedido. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) augura un avance del 1% para este año. Chile, sin embargo, conseguirá crecer casi el triple, lo que no deja exento a este país de retos políticos o económicos de envergadura, como su dependencia del cobre.

Ayuda al desarrollo

Chile y Suiza suscribieron hace dos años un Acuerdo de Cooperación Triangular para brindar apoyo a países de América Central y del Caribe.

De acuerdo con el gobierno chileno, las instituciones responsables de ambos países (COSUDE, en el caso de Suiza) decidieron concentrar la cooperación en Bolivia, Cuba, Haití, Honduras y Nicaragua.

Y ha sido Nicaragua la primera en recibir una oferta relativa a manejo y gestión de recursos hídricos y cuencas hidrográficas, proyecto que se prevé inicie a durante el segundo semestre del 2015.

En el caso de Haití, se explora la participación conjunta en una iniciativa referida a empleo juvenil y medio ambiente. 

End of insertion

Heraldo Muñoz Valenzuela, ministro de Relaciones Exteriores desde marzo de 2014 en el gobierno socialista de Michelle Bachelet, respondió por escrito a las preguntas de swissinfo.ch.

swissinfo.ch: El gobierno de Michelle Bachelet habla con frecuencia de la conformación de macro regiones y de la importancia de avanzar en la integración latinoamericana para mejorar el posicionamiento de la región en la escena mundial. ¿Qué pasos concretos tienen que dar los gobiernos de América Latina para lograr este objetivo?

Heraldo Muñoz: Chile propone avanzar en lo que hemos denominado “convergencia en la diversidad”. Se trata de reconocer que América Latina es diversa en sus modelos de desarrollo, pero esto no es un obstáculo insalvable para avanzar en la integración regional. Más aún cuando en el mundo son las regiones las que negocian y no solo los países. Resulta urgente fortalecer la integración de América Latina para posicionarnos de manera competitiva en el mundo global, donde las cadenas globales de valores son una parte significativa del comercio mundial, y donde hoy existe la oportunidad de construir espacios y puentes de conexión entre esquemas de diversas índoles y modelos económicos.

Chile es un activo participante en iniciativas de integración regional, como el MercosurEnlace externo, del cual somos miembro asociado, y de la Alianza del PacíficoEnlace externo. Esta busca profundizar los lazos comerciales entre México, Perú, Colombia y Chile a través de la liberalización de los flujos de bienes y servicios, el incentivo a la inversión, y de promover el movimiento de personas.

swissinfo.ch: El cobre es fundamental para la economía chilena, pero su precio ha caído en 2015. Según la Sociedad Nacional de Minería de Chile (Sonami), por cada 50 centavos de dólar que cae, Chile pierde exportaciones por 128 millones de dólares, lo que afecta los ingresos públicos. ¿Qué está haciendo Chile para reducir la dependencia presupuestaria que tiene con respecto al cobre?

H.M: Efectivamente, nuestras exportaciones dependen en gran medida de este metal. En el año 2014, un 50% de nuestras exportaciones fueron cobre.

Pero es un objetivo estratégico de nuestro país el participar de mejor manera también en otros mercados y con otros productos. Ello implica, desde el punto de vista de la política de comercio exterior, potenciar nuestras exportaciones distintas al cobre. Y apuntamos en las siguientes direcciones: consolidación de los acuerdos comerciales vigentes y apertura de nuevos mercados. Asimismo, estamos poniendo énfasis en potenciar a las pymes como actor exportador.

Esta política de fortalecer la diversificación exportadora ha significado que nuestras exportaciones distintas al cobre están creciendo y ganando presencia en el mercado internacional. En el año 2014, las exportaciones industriales crecieron un 6,8%, alcanzando una cifra de 28 900 millones de dólares; mientras que las frutas lo hicieron en un 4,7%, llegando a los 4 900 millones de exportación.

Logros y retos

El gobierno chileno tiene como objetivo central avanzar en la inclusión social y la lucha contra la desigualdad.

Durante el primer año del segundo mandato (no consecutivo) de la presidenta Michelle Bachelet se avanzó en la adopción de la reforma tributaria y en reformas políticas (voto de chilenos en el exterior y fin del sistema binominal).

Además, se buscarán logros en el área de la educación y del trabajo, así como medidas de probidad, transparencia y anti corrupción.

End of insertion

swissinfo.ch: Suiza y Chile gozan de una relación estable que, en años recientes, ha explorado nuevos dominios como el modelo helvético de la formación dual (alternando aulas y empresas) para los jóvenes. La ciudad de Santiago trabaja con las Universidades de Zúrich y Lausana en la transmisión de la experiencia helvética en este ámbito. ¿Existen proyectos concretos en Chile para poner en marcha programas piloto de formación dual?

H.M: La educación es uno de los pilares de la agenda bilateral con Suiza. Efectivamente, mantenemos estrechos vínculos con las principales instituciones de educación superior a nivel estudiantil, académico e investigación. Nuestro objetivo es avanzar en aquellos sectores relevantes para el desarrollo del país, donde destacan innovación, energía, medio ambiente y minería.

En cuanto a la educación dual, si bien es un tema que le interesa personalmente a la presidenta Michelle Bachelet, su incorporación a través de proyectos piloto está considerada para una segunda etapa de la reforma educacional que está desarrollando el gobierno. Pero agradecemos la abierta disposición de las autoridades suizas para transferirnos su conocimiento en la materia.

swissinfo.ch: Chile se sumó recientemente a la iniciativa suiza “Ciudad Energética” que opera en otros países latinoamericanos, como Colombia. Se habló de incorporar tres comunidades chilenas al proyecto piloto. ¿En qué punto estamos?

H.M: Gracias al gobierno suizo y a la participación de la Corporación Chilena de Fomento (CORFO), resolvimos incorporar por la vía de proyectos piloto el concepto de Ciudad Energética. Esto viene a complementar la nueva estrategia energética impulsada por el Gobierno, donde se ha privilegiado la introducción de las energías renovables no convencionales (ERNC). Aquí ya contamos con la participación de empresas suizas en el área de la energía solar. Los municipios que acogieron la idea de una Ciudad Energética son Coyhaique, Temuco, Frutillar, Peñalolén, Vitacura, Caldera y Antofagasta. Para proceder a su materialización es necesario aplicar estrategias energéticas locales, lo que ya se encuentra en marcha.

swissinfo.ch: Suiza y Chile comparten otro proyecto bilateral que busca mejoras en el desempeño medioambiental: SuizAgua.Enlace externo ¿Cuál es su evolución?

H.M: La Fundación Chile –con el apoyo de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la cooperación (COSUDE), el Ministerio de Medio Ambiente, la Dirección General de Aguas y la Superintendencia de Servicios Sanitarios– realizan un estudio de la huella hídrica de las empresas Clariant, Mall Plaza, Nestlé, Polpaico y Tinguiririca Energía. Éstas resolvieron integrar la huella hídrica a su gestión empresarial, como una forma de reducir sus consumos, mitigarlos o compensarlos. Se busca medir y reducir la huella, pero también aportar a su preservación, creando conciencia social y ambiental. Las zonas comprometidas son Santiago, Maipú, Llanquihue, Aconcagua, Renca, Río Tinguiririca, La Higuera y La Confluencia.

Chile ha enfrentado sequías sucesivas en el norte, centro y sur del país que afectan la minería y agricultura. Esto nos obliga a adoptar medidas precautorias encargadas de asegurar su abastecimiento para las próximas décadas. De allí que agradezcamos la colaboración suiza para hacer efectivo este proyecto.

Relaciones comerciales

Con 18 millones de habitantes, Chile posee una de las economías más prósperas y estables de la región latinoamericana, basada esencialmente en la exportación de materias primas, como cobre, frutos, productos pesqueros o papel. Estos son, de hecho, los insumos que más vende a Suiza.

En contrapartida, Chile importa maquinaria, instrumentos de precisión y medicamentos de Suiza.

End of insertion

swissinfo.ch: Desde 2004, Chile comparte un TLC con la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA) de la que Suiza es miembro. Aun así, el comercio bilateral sigue siendo modesto.  ¿Qué pasos se están dando para dinamizarlo?

H.M: Con Suiza mantenemos una fluida relación económico-comercial. De hecho, el año pasado nos reunimos tanto en la comisión que administra el acuerdo que mantenemos con la EFTA, como en un diálogo económico bilateral, que permitieron ratificar el buen momento por el que atraviesan los vínculos.

Existen algunas sensibilidades por la parte suiza relativa a productos agrícolas y alimentos procesados, donde Chile ha manifestado interés y potencial para aumentar el comercio. Esperamos alcanzar un acuerdo beneficioso para ambas partes. Las cifras del intercambio correspondiente al periodo 2012- 2014 muestran exportaciones chilenas a Suiza del orden de los 988,73 millones de dólares anuales, en promedio. En cuanto a las importaciones de Suiza, estas alcanzan a los 310,77 millones anuales, en promedio, según cifras del Banco Central de Chile.

Pero, transcurrida más de una década del tratado con la EFTAEnlace externo, nuestra intención compartida es seguir avanzando en su modernización.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.