Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Sangre segura en los países pobres pide la OMS

La Cruz Roja Suiza cuenta con 250.000 donadores regulares en el país.

(Keystone)

"Donar sangre es como salvar una vida", recuerda Daniela Bagozzi, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con sede en Ginebra.

El suministro sanguíneo debe ser seguro, basado en donaciones voluntarias y no remuneradas. En Suiza, el último caso de una transfusión de sangre infectada ocurrió en 2001.

Este 14 de junio, Suiza también conmemora el Día Mundial del Donante de Sangre, fecha en la que nació Karl Landsteiner, descubridor del sistema de grupos sanguíneos ABO.

La Cruz Roja Suiza (CRS) indica que el número de donaciones en este país descendió cerca de 5%. En 2003 los centros de recepción de sangre en todo el país recibieron un total de 424 mil donaciones. En 2004 la cifra se redujo a 404 mil.

Para contrarrestar la ligera disminución del volumen de donaciones, la CRS ha creado una red de 250.000 donadores regulares.

Por otra parte, los grandes hospitales helvéticos han reducido su demanda sanguínea, confirma Rudolf Schwabe, director del Servicio de Transfusión Sanguínea de la CRS.

Schwabe asegura que en Suiza "el número de donadores es suficiente", aunque esto no significa que hay que bajar la guardia en la campaña para estimular a la gente a donar sangre.

El reto de donaciones de sangre sana

Suiza es hoy día un país seguro en materia de donaciones de sangre sana. El año pasado, los análisis realizados en cada donación hicieron posible la detección de cinco casos de sangre infectada con el virus del sida y diecinueve con el virus de la hepatitis C. Estas donaciones fueron destruidas de inmediato.

El último caso de una transfusión de sangre infectada en Suiza ocurrió en 2001.

Los sistemas de salud pública en los países desarrollados funcionan muy bien, explica a swissinfo Daniela Bagozzi, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en cambio, "en los países en desarrollo es otra historia porque allí no tienen un sistema de donación voluntaria."

Traducido en cifras, esto significa que el 80% de la población del mundo no tiene acceso a sangre segura y sólo el 18% de la población mundial acapara el 60% de los suministros mundiales sanguíneos.

Bagozzi recuerda que en países en desarrollo existe el sistema de donantes pagados, de reemplazo o dirigidos. Términos que se utilizan para donantes que normalmente son familiares del paciente que requiere de una transfusión.

"Estos donantes pueden sentir presión moral para donar sangre y mentir sobre su situación de salud, o sobre su comportamiento de vida", por lo que pueden resultar donadores menos seguros que los voluntarios", reflexiona.

Sentido de responsabilidad

Esta es la razón por la que la OMS apoya la donación voluntaria, "de gente que no será pagada, sino de gente que tiene el sentido de responsabilidad de donar su sangre".

"La experiencia nos ha mostrado que esta gente se mantiene más sana. No va a caer en situaciones de riesgo y por ello hemos creado este día mundial para agradecer a los donantes y para estimular a la gente a que done", agrega Bagozzi.

Un esfuerzo que busca cambiar el panorama actual: Hasta ahora sólo 40 naciones tienen este sistema de donaciones voluntarias de sangre.

Muchos países no siguen los consejos de la OMS para fomentar la donación voluntaria de sangre, ni instauran sistemas de análisis de sangre, pues son Estados pobres sin la infraestructura necesaria.

Pero dentro de estas naciones pobres hay ejemplos a seguir, como el de Malawi, un pequeño Estado sudafricano, vecino a Mozambique y Zambia, que en los últimos dos años estableció un servicio nacional de transfusión de sangre basado en donaciones no remuneradas, con apoyo de la Unión Europea.

"Desde que existe este centro que coordina todas las actividades de transfusión sanguíneas la mortalidad infantil ha bajado 60%", comenta la portavoz de la organización de la ONU con sede en la ciudad suiza de Ginebra.

"Si un país como Malawi, que es un país muy pobre, lo puede hacer, muchos otros países también podrían", concluye.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Datos clave

Cada año se donan en el mundo 80 millones de unidades de sangre.

39% del total de donaciones se recoge en los países desarrollados.

80% de la población mundial no tiene acceso a sangre segura.

Fin del recuadro

Contexto

El Día Mundial del Donante de Sangre fue instaurado en 2004.

La OMS busca que cada país fomente el suministro sanguíneo seguro, basado en donaciones voluntarias y no remuneradas.

La OMS pide el análisis sistemático de la sangre donada para detectar infecciones transmisibles por la transfusión, como el sida, la hepatitis B, la hepatitis C y la sífilis.

Más de medio millón de mujeres muere por complicaciones relacionadas con el embarazo y el parto en países pobres.

Las hemorragias, 25% de esas complicaciones, son la causa más común de defunciones maternas.

Cerca del 70% de las transfusiones que se realizan en África se destina a niños que padecen anemia por paludismo, enfermedad que provoca la muerte a uno de cada cinco niños en ese continente.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes