Navigation

Critican actitud de Suiza ante caso Assange

Julian Assange podría ser condenado a 175 años de prisión en Estados Unidos por violar las leyes contra el espionaje. Keystone / Will Oliver

El relator especial de la ONU contra la tortura, el suizo Nils Melzer, criticó a Berna por no apoyar al fundador de Wikileaks, Julian Assange.

Este contenido fue publicado el 30 diciembre 2019 - 10:02
SDA-Keystone/ac

“Guardar silencio no es ciertamente un interés a largo plazo para Suiza”, enfatizó Melzer en entrevista con el periódico SonntagsBlickEnlace externo publicada el domingo. Indicó que el Gobierno suizo quería evitar tomar una posición sobre Assange ya que podría arriesgarse a represalias estadounidenses en el sector financiero del país.

Con su tradición democrática, humanitaria y de derechos humanos, Suiza “podría ser más clara también frente a los Estados poderosos y exigir el respeto de las normas fundamentales del derecho internacional por la vía diplomática”, subrayó el experto independiente de la ONU y profesor de Derecho Internacional. Destacó igualmente que el Parlamento de la ciudad de Ginebra ha querido ofrecer asilo a Assange.

Recientemente, Melzer (quien ha visitado a Assange varias veces) concluyó que se había infligido tortura al fundador de WikiLeaks. También consideró que su supervivencia estaba ahora en peligro. Según Melzer, Assange está bajo vigilancia por video las 24 horas, aislado de “cualquier contacto amistoso y familiar” y mantenido en confinamiento solitario hasta 23 horas al día. Además, no tiene acceso a sus abogados estadounidenses ni al expediente de la fiscalía.

175 años de prisión

Assange está recluido en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, en Londres, desde el pasado mes de abril, condenado a 50 semanas de prisión por violar las condiciones de su libertad bajo fianza.

Pasó siete años en la Embajada de Ecuador en el Reino Unido luego de que el país sudamericano le concediera asilo. Durante ese tiempo evitó  su extradición a Suecia en relación con una investigación sobre una presunta violación. La policía británica lo detuvo en esas instalaciones diplomáticas el 11 de abril. La fiscalía sueca anunció en noviembre que retiraría los cargos de violación por falta de pruebas.

El tribunal británico debe decidir en breve si autoriza o no la extradición del australiano a Estados Unidos por cargos de espionaje. En 2010, Wikileaks publicó más de 700 000 documentos confidenciales sobre las actividades militares y diplomáticas de Estados Unidos. Estos incluían referencias a violaciones de derechos humanos. Assange podría ser condenado a un máximo de 175 años de prisión en Estados Unidos por violar las leyes contra el espionaje.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.