Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suizo que buscaba el mar se enamoró… de Bolivia

Bernard Perrin no halló el mar pero sí la inmensidad de Los Andes.

El viaje es tan largo que exige recorrer un cuarto del globo terráqueo. La distancia entre Yverdon, en el cantón de Vaud y La Paz, en Bolivia, separa realidades tan diversas que pareciera tratarse de dos planetas diferentes.

Así lo entiende Bernard Perrin, quien hace dos años, cuando tenía exactamente 37, decidió dejar la sala de redacción del periódico de su ciudad natal para dar un salto “al vacío”… hacia lo nuevo.

“Salí de Suiza con un boleto sólo de ida. Luego de haber trabajado como periodista durante 10 años, sentí la necesidad de conocer otra realidad, descubrir otras formas de vivir y de pensar”, recuerda este integrante de la llamada V Suiza en entrevista con swissinfo.ch

Entre ese momento de marzo del 2008 y ahora, vivió un verdadero Big-Bang existencial. “Me enamoré de La Paz, de Bolivia y de Sarah, una antropóloga bernesa que radicaba aquí, con quien comparto ahora mi vida, mis sueños, los desafíos profesionales y el amor”.

No oculta sin embargo, “la nostalgia por mi madre, mi familia, los amigos, el Lausana Hockey Club y el Fútbol Club Xamax, que ocupan la otra parte de mi corazón”.

La nueva vida

Hijo de un padre comunista que trabajó como cartero durante 44 años, y de una madre cristiana, convencida y practicante, estudio en Yverdon, Lausana y Basilea para obtener su licenciatura en Derecho.

“Pero opté por el periodismo. Comencé una práctica en el diario local de mi ciudad; pasando luego a la rúbrica internacional del ‘24 Heures’ de Lausana. Finalmente, con un grupo de colegas creamos un periódico regional”.

Sin embargo, entre la ‘pluma-computadora’ y la verdadera práctica humana... “lo percibía como el día y la noche. Sentado en mi puesto de redacción entendí entonces que nunca podría comprender realmente lo que pasa en el mundo si no me acercaba a otra gente, de la base, en otros rincones del planeta tierra”.

Y de ahí el viaje a inicios del 2008 hacia la nación andina, que vivía ya un particular proceso de reformas políticas, sociales y culturales a partir de la llegada al Gobierno de Evo Morales en enero del 2006.

“Desde adolescente sentí una profunda atracción por América Latina. Por la lucha de los pueblos apostando a la esperanza, a un mundo más solidario, a otro modelo diferente al sistema hegemónico actual”.

Y admiraba esa visión alternativa “que rechaza el mercantilismo absoluto que convierte todo, incluso al ser humano y a los recursos naturales, como el agua, en simples mercancías...Admiraba esa visión alternativa que concibe otra forma de vida, comunitaria, sencilla, sin consumo extremo. Con más tiempo para vivir realmente que el que tenemos en Suiza. Sin poner el trabajo por encima de la amistad”.

En ese sentido, Bernard Perrin, señala que varios países latinoamericanos en la actualidad conocen procesos políticos originales, que intentan abrir nuevos caminos de cambio de valores. Y hacia allí quise viajar, descubrir nuevas realidades”.

“Mi sueño original era llegar a un lugar con mar. Pero pasé por Bolivia, que era una primera etapa de ruta...Y quedé imantado por el país, por su proceso de cambio, en la cual la lucha de los movimientos sociales y en particular de los pueblos indígenas, me da escalofrío de la emoción”, insiste el joven periodista.

Siempre periodista

Desde su aterrizaje en suelo latinoamericano no pudo resistir la necesidad de seguir escribiendo, de compartir con la gente en Suiza. Y de las cartas a amigos pasó luego a convertirse en corresponsal del periódico ‘Le Courrier’, distribuido en toda la Suiza de expresión francesa.

Además, desde inicios de este año se desempeña como cooper-actor (“voluntario”) de la ONG suiza E-CHANGER (Intercambiar), con la que lo une una vieja amistad.
“Con una delegación de E-CHANGER (E-CH) aterricé por primera vez en Bolivia. Y en Suiza era miembro de un grupo de periodistas amigos de E-CH, creado para reflexionar sobre la relaciones Norte-Sur; la cooperación internacional; la información alternativa”, puntualiza.

Como cooperante trabaja en el Centro de Estudios y Apoyo al Desarrollo Local (CEADL), que tiene sus sedes en La Paz y El Alto, y que se dedica a la promoción de los derechos humanos; a la temática de los hidrocarburos y a la incidencia política. “Un objetivo del CEADL, entre otros, es fortalecer la opinión pública con la oferta de una información precisa sobre ciertos temas específicos”, indica.

Añade que la entidad pretende igualmente mostrar el profundo cambio ciudadano que vive Bolivia y protagonizan los pueblos indígenas y los sectores más humildes.

Pero, todo ello, “sin esconder las zonas de sombra, ejercitando una visión crítica”, enfatiza Perrin apelando al más alto ejercicio deontológico que el periodismo coherente exige.

Por ejemplo, al presentar “la contradicción entre el discurso de la defensa de la Madre Tierra muy en boga actualmente que choca con la realidad de la explotación de ciertos recursos naturales bolivianos, que atropella la Naturaleza y el territorio de pueblos indígenas”.

Escribir, informar, compartir...La misma dedicación ahora, que antes en la sala de redacción de 24 Heures o en el periódico regional de Yverdon. Una carrera de letras, de fuentes y de verdades para traducir realidades distantes que, a pesar de todo, pueden ser, finalmente, cercanas. Porque, al decir de Bernard Perrin, “sea en Bolivia o en Suiza, son realidades que por sobre todo expresan las vivencias humanas”.

Sergio Ferrari, swissinfo.ch

Prioridades distintas

“Hace poco visité Suiza y me sentí raro. Feliz de ver los paisajes majestuosos, de encontrar a los amigos y a la familia. La vida en La Paz es a la vez más dura, más sencilla, diversa. Las cosas tienen otro significado. Aquí en Bolivia tenemos más tiempo para conocer a la gente, a los vecinos, la cultura, para cocinar y leer. No tengo ni televisión, ni microondas, ni automóvil.

“Volver a Suiza de paseo fue como regresar a un mundo mucho más organizado y consumista a la vez. Los amigos me hablaban de ipod, de pantalla plana, de festivales de música...pero casi nadie comenta los problemas sociales. En Bolivia el tema social es cotidiano, en la calle, con los vecinos, en el taxi...Y la gente pone la amistad por encima del trabajo”.

Fin del recuadro

Un periodismo diferente

Bernard Perrin vive a fondo la pasión periodística y se bate por un nuevo tipo de información en Suiza y en toda Europa.

“Ya que lo que llega al Norte es parcial y está cargado de conceptos deformados. A veces se podría hablar de manipulación de la información y me da tristeza observar que muchos medios europeos son casi cómplices de esa deformación...

“Por eso me parece importante, hoy más que nunca, tener varias voces que nos cuenten de forma objetiva lo que está pasando en otros lugares del mundo. Que nos presenten las vivencias cotidianas de esas poblaciones sin imponer el punto de vista del Norte, ni los intereses de la economía ni de las grandes empresas trasnacionales”.

Fin del recuadro

V Suiza y OSE

La Organización de los Suizos del Extranjero (OSE) representa en Suiza los intereses cerca de 700.000 ciudadanos helvéticos que viven fuera de su país y que integran la denominada V Suiza.

La OSE les informa sobre todo lo que sucede en Suiza y les ofrece una vasta gama de servicios.

Fundada en 1916, esta organización se apoya en casi 750 instituciones y asociaciones suizas en el mundo.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes