Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Swissmem cumple 100 años

Johann Schneider-Ammann, presidente de swissmem.

(Keystone)

Maquinaria, equipo eléctrico y metales conforman la rama más rentable del sector industrial. Número uno en exportaciones y generación de empleos.

En un siglo, estas actividades han conocido el apogeo económico y las conquistas laborales; pero hoy se enfrentan al resto de la "deslocalización" hacia el Este.

La Suiza de principios del siglo XX cambió el rostro del universo entero, y 1905 en particular fue un año excepcional.

En Berna, un joven llamado Albert Einstein, un físico alemán de 26 años, despeinado y distraído, trabajaba en la Oficina de Patentes de la capital bernesa. Su energía y concentración estaba entonces en la publicación de su estudio más reciente: "Teoría de la Relatividad".

Simultáneamente, en Zúrich, otro joven llamado Vladimir Ilich Uliánov, Lenin, difundía intensamente, como ideólogo y político, los derechos de los trabajadores.

La economía se hallaba en plena expansión y la industria era su eje.
También en 1905, el primer Salón del Automóvil abría sus puertas en Ginebra presentando autos, camiones y motocicletas a 17.600 visitantes que consagraron firmas como Turicum, Martini, Berna, Saurer, Dufaux o Pic-Pic.

El apogeo de la industria

La economía helvética de principios del siglo XX sólo tenía dos sustentos: campo e industria.

Y ante un sindicalismo cada vez más poderoso, los empresarios comenzaron a temer y, sobre todo, a tomar medidas de contrapeso.

Por ello, en junio de 1905 un total de 79 compañías se alió para fundar la Asociación Patronal Suiza de la Industria de la Maquinaria, precursora de lo que hoy conocemos como Industria de la Maquinaria, Equipo Eléctrico y de los Metales (Swissmem), la cual celebra mañana (24.06) su Asamblea General 2005.

Actualmente integra a 950 empresas de todos los tamaños (desde pequeñas hasta multinacionales) y su agenda de prioridades ha cambiado diametralmente.

Y es que en un siglo de vida ha visto de todo: desde la célebre huelga general de 1918; o la introducción de la jornada laboral de 48 horas semanales (incluídos el pago de vacaciones o las ausencias por matrimonio); hasta la actual semana laboral de 40 horas y la educación vía electrónica para los trabajadores (e-learning).

Perfil 2005

Con menos pujanza que en las primeras cinco décadas del siglo XX, el sector de la maquinaria, equipo eléctrico y metales se mantiene como el pilar más sólido de la industria helvética. Y también se erige como la actividad industrial que más divisas genera al país.

De acuerdo con cifras de Swissmem, actualmente trabaja al 87% de su capacidad, pero provee 306.888 empleos (8% menos que en 2002).

A nivel de exportaciones genera ingresos por 59.600 millones de francos suizos cada año (41% de las ventas totales que Suiza realiza al exterior).

Y tal es el dinamismo de producción de la industria suiza, que sólo 22% es consumido en casa. El resto se vende a los vecinos de Europa (52%) y al resto de los países del mundo.

Alemania es su mejor cliente (26% de los productos); delante de Francia (8%); Italia (7%); Gran Bretaña (5%); Austria (4%); Holanda (3%); Estados Unidos (10%); y China (3%).

De acuerdo con sus propias cifras, la industria química es la más importante (35% de la producción del sector); seguida por la construcción de maquinaria (17%); la industria relojera (8%); de los metales (8%); instrumentos de precisión (7%); electrónica (7%); vehículos (3%); textiles (3%), y otras (12%).

Hacia la "deslocalización"

Dentro de Swissmem se aglutinan empresas de las actividades industriales más diversas. Aeronáutica, compresión en frío, química, hornos industriales, maquinaria para las artes gráficas, la combustión o los textiles; asimismo, técnicas de embalaje y aparatos para las telecomunicaciones, son algunas de ellas.

Entre las compañías más representativas del sector están ABB, AESA, Alstom o AGIE, S.A.

Y tras tres largos años de recesión, en 2004 lograron sacudirse las malas cifras.

Los pedidos y las exportaciones recuperaron ritmo, pero la rentabilidad aún está en tela de juicio, lo que obliga a estas empresas de toda la vida a buscar caminos. Uno de ellos: emigrar.

En su Panorama 2005, que será evaluado mañana (24.06) entre los socios de Swissmem, su presidente, Johann Schneider-Amman, reconocerá que el gremio de la industria de la maquinaria "observa atentamente las modificaciones estructurales que vive la economía globalizada, y analizamos sus consecuencias. Las empresas de todas las tallas entendemos que hay oportunidades en los mercados del Este, y para aprovechar el dinamismo que tienen y también sus bajos costos, la transferencia industrial es una realidad que no podemos ignorar las compañías suizas, aun cuando presente desafíos aún desconocidos".

Para crecer en su propio mercado, este viernes pedirán a las autoridades más flexibilidad.

Algunos temas: la apertura del mercado de la electricidad, la revision de la garantía contra riesgos para las exportaciones, y también una nueva discusión sobre la Ley del CO2.

Todo, de cara a una globalización que ya no tiene punto de retorno.

swissinfo/Andrea Ornelas

Datos clave

En 1905, un total de 79 empresas fundan, en contrapeso a los movimientos obreros de la época, la Asociación Patronal Suiza de la Industria de la Maquinaria, antecesora de Swissmem.

Las industrias comprendidas por Swissmem trabajan a 87% de su capacidad actualmente.

Generan 306.888 empleos

Sus exportaciones se traducen en divisas por 59.600 millones de francos suizos al año.

Fin del recuadro

Contexto

En las primeras cinco décadas del siglo XX, la actividad industrial se convirtió en el eje de la pujanza económica.

En 1905, en concreto, surgió surgió la antecesora de Swissmem, quien aglutina a la industria mecánica, eléctrica y de los metales.

Durante las últimas tres décadas, la industria perdió peso económico –frente al sector servicios- y ahora debe renovarse o morir.

Uno de los retos que enfrenta actualmente Swissmem es la "deslocalización", esto es, la mudanza de empresas hacia el Este de Europa para reducir costos, lo que implicaría recortes de personal en Suiza.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes