Navigation

Termina el Festival de Danza de Basilea

Nacho Duato abrió el Festival con Multiplicidad. Formas de Silencio y Vacío. Jong Duk, Woo

La compañía de danza del Teatro de Basilea cerró el telón del Basel tanzt con coreografías de Nacho Duato, Jirí Kylián, Jorma Elo y de su propio director artístico, Richard Wherlock.

Este contenido fue publicado el 30 septiembre 2005 - 15:34

Diez mil personas acudieron a los escenarios del Festival en la esquina suiza con Europa.

El savoir faire del director artístico del Ballet de Basilea, Richard Wherlock, respaldó el buen término del Festival Basel tanzt (Basilea baila), impregnado de sabores distintos durante los doce días de presentaciones.

En tres escenarios de la ciudad se dieron cita unos diez mil amantes de la danza para apreciar el desempeño de ocho compañías, entre las que destacó una española.

En la apertura se contó con la presencia de Nacho Duato y su Compañía Nacional de Danza, quienes dejaron al público sumergido en un placer profundo ante la perfección de Multiplicidad. Formas de Silencio y Vacío.

Pero los profesionales venidos de Madrid tan sólo abrían un ciclo de danza de lo mejor.

La más grande de la danza

Les seguiría la francesa Sylvie Guillem con The Ballet Boyz, que conforman Michael George Nunn y William Piper Trevitt, nombres surgidos de la prestigiosa escuela de danza británica del Royal Ballet.

Después tocó el turno al Ballet de Stuttgart, con un ballet comedia basado en La fierecilla domada de William Shakespeare.

De Suiza asistió la compañía de Philippe Saire y su Création 2005, y en el cierre, un generoso programa que introdujo al público al arte coreográfico de nada menos que Jiri Kylián, Nacho Duato, Jorma Elo y, por supuesto, el propio Richard Wherlock.

El tema Man – Woman, de un carácter sobre todo introspectivo, puso al ballet de Basilea en los límites de su capacidad, especialmente cuando el telón del Teatro de Basilea se abrió con Castrati, del coreógrafo español.

Harvé Palito, coordinador artístico de la Compañía Nacional de Danza fue el encargado de montar esta difícil coreografía, de ritmo ágil y que exige la estricta precisión acostumbrada en los trabajos del español Duato.

Con arias y conciertos de Antonio Vivaldi, el espectador vive el camino de uno de estos cantantes de la época barroca, castrados antes de la pubertad para mantener sus voces de soprano o contralto en tiempos en los que las mujeres no tenían cabida en la ópera.

Los dos solos de Kylián

La figura de Jirí Kylián también estuvo en Basilea para poner en manos del Ballet Basel sus dos únicos solos.

Los aplausos fueron nutridos para la bailarina Catherine Habasque que fue llevada de la mano de la propia Sabine Kupferberg, la mujer a quien dedicó el coreógrafo checo su solo femenino Silent Cries.

Una ventana la separa del público, pero hace más sublime su presencia. Habasque se llevó la noche descubriendo las angustias y los interrogantes de la mujer guiada por la música de Claude Debussy, Prélude à l'après-midi d'un faune.

El otro solo de Kylián fue Double you interpretado por el bailarín Kinsun Chan, también introspectivo y que sumerge al espectador en el irrefrenable pasar del tiempo con el movimiento pendular de dos esferas plateadas que se cruzan y recruzan en el escenario, otorgando el sentido de lo eterno.

Off the wall

El finlandés Jorma Elo, joven exponente salido también de las filas del Nederlands Dans Theater (NDT), también participó en el festival con 1st Flash un tanto más azul, más frío...

En el cierre, el británico Richard Wherlock retomó las riendas de su compañía para dar a conocer Off the Wall con música de Wolfang Amadeus Mozart en una coreografía con una buena dosis de energía, armoniosa y en la que claramente se sintió quién dirige al Ballet de Basilea.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Datos clave

El Festival Basel tanzt 05 se realizó en la ciudad de Basilea, en la frontera suiza con Alemania y Francia, del 15 al 29 de septiembre.

En tres escenarios se presentaron 16 representaciones.

El Cloud Gate Dance Theatre de Taiwan se llevó también la ovación del público.

En total, asistieron unos 10.000 interesados al Festival que cada dos años se realiza en Basilea.

En el próximo Festival de 2007 se espera la presencia de compañías llegadas de Estonia, Suecia y Dinamarca.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.