Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Un asesinato perturba el tráfico aéreo a Zúrich

Los controladores de Skyguide están consternados tras el asesinato de su compañero.

(swissinfo.ch)

La sociedad Skyguide, que opera en Suiza, reduce en un 40% la capacidad de control de su espacio aéreo, tras el asesinato de uno de sus empleados.

La policía investiga si el crimen tiene que ver con la tragedia aérea de Überlingen, ocurrida en el 2002.

El controlador danés, de 36 años, que estaba de turno la noche en que se produjo el accidente aéreo de Überlingen -que costó la vida a 71 personas- murió anoche apuñalado en el balcón de su domicilio de Kloten, cerca de Zúrich.

Su muerte fue inmediata, mientras que el asesino se dio a la fuga. En el momento de producirse la tragedia, la esposa del fallecido se hallaba en casa.

La policía ha abierto una investigación para esclarecer si la víctima había recibido amenazas previamente y busca al autor del crimen.

Asimismo se han reforzado los controles en los aeropuertos y en las aduanas. “Buscamos a un hombre de 55 años, que habla alemán con acento extranjero y que podría ser originario del este europeo”, confirmó a swissinfo Pascal Gossner, el juez que instruye el caso.

En su opinión, todavía no se puede establecer si el crimen está relacionado con el accidente aéreo de Überlingen.

Consternación en Skyguide

Skyguide, donde trabajaba la víctima, ha reducido en un 40% la capacidad del espacio aéreo que controla. Se trata de una medida que afecta tanto a los vuelos de llegada como de partida y que la sociedad ha adoptado por razones de seguridad.

Siete controladores no pudieron acudir este miércoles a su trabajo, debido a al ‘shock’ que sufrieron al conocer la noticia del asesinato de uno de sus compañeros.

“Estamos profundamente consternados”, declaró Alain Dossier, director de Skyguide en rueda de prensa. “Tan pronto las circunstancias lo permitan aumentaremos gradualmente la capacidad de nuestro espacio aéreo”.

La sociedad ha puesto a disposición de sus empleados un servicio de asistencia psicológica y la policía cantonal evalúa la posibilidad de adoptar medidas ulteriores para garantizar la seguridad de los controladores.

Según el director de Skyguide, “este homicidio representa un golpe adicional en un momento en el que la aviación civil atraviesa un momento en sí ya difícil.”

Alain Dossier precisó que los controladores de la sociedad de control aéreo no habían recibido jamás amenazas.

Tras la tragedia aérea de Überlingen el controlador danés que estaba de turno esa noche recibió asistencia psicológica.

Después de la recuperación se reincorporó al trabajo como experto de un proyecto y no como controlador de vuelo “por decisión de la Oficina Federal de Aviación Civil”, explicó a swissinfo Yves-André Jeandupeux, del departamento de Recursos Humanos de Skyguide.

Catástrofe de Überlingen

El primero de julio del 2002, poco antes de la medianoche, un Tupolev 154 ruso colisionó en pleno vuelo con Boeing 757 de la empresa de entrega inmediata DHL sobre la localidad alemana de Überlingen.

A bordo del avión ruso viajaba un grupo de niños que había ganado como premio unas vacaciones en España. El Boeing, procedente de Bahrein, volaba con destino a Bruselas.

El accidente se produjo supuestamente debido a problemas de comprensión entre los pilotos y el controlador de Skyguide. Este era el único que estaba de servicio en el momento de producirse la colisión, que costó la vida a 71 personas.

Las autoridades rusas acusaron inmediatamente a la sociedad de control aéreo, que opera en Suiza, en el sur de Alemania (donde se encuentra la localidad de Überlingen) y en el este de Francia. Las críticas se extendieron también a las autoridades helvéticas.

Bashikirian Airlines, propietaria del Tupolev, exigió a Skyguide 20 millones de dólares de indemnización por las pérdidas materiales y humanas, es decir, para las familias de los 12 miembros de la tripulación.

Dos abogados alemanes, que representan a las familias de otras 40 víctimas, optaron por presentar una denuncia colectiva en Estados Unidos, donde las compensaciones suelen ser cuantiosas.

Un año después, tras lograr un acuerdo extrajudicial, Skyguide pagó las primeras indemnizaciones a las 12 familias, pero no hizo público el monto. Por el momento no se ha alcanzado un acuerdo con los familiares de las otras víctimas.

swissinfo y agencias


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes