Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Un suizo pita la final de la Liga de Campeones

Massimo Busacca: soberano y con la autoridad natural que requiere un buen árbitraje.

(Keystone)

El árbitro Massimo Busacca dirige el partido más importante del balompié europeo en 2009: la final de la Liga de Campeones entre el Manchester United y el FC Barcelona.

El tesinés de 40 años de edad ya ha arbitrado encuentros en estadios de los grandes campeonatos europeos y mundiales, aunque la cita de este miércoles supone la cúspide de la carrera del número dos en el arbitraje europeo.

Su tranquilidad, su buena visión sobre toda la cancha y su mirada certera le han llevado a colocarse, tras el italiano Roberto Rosetti, en la segunda posición de la lista del arbitraje continental. Ese excelente desempeño le confiere ser la autoridad del partido de esta noche.

Pese a su temple y experiencia, Busacca no esconde que este partido le produce una gran emoción y orgullo. "Me he hecho un nombre y gozo del respeto hacia mi persona", afirmó previamente al encuentro.

Noche de estrellas

En el césped del Estadio Olímpico de Roma van a aparecer estrellas de la talla de Messi, Iniesta, Xavi, Henry y Eto'o con la camiseta azulgrana. Por parte de la escuadra británica figuran Cristiano Ronaldo, Rooney, Giggs y Berbatov, entre otros.

Busacca estará entre férreos contrincantes, la diferencia entre ellos y el suizo es que mientras los jugadores dedican su tiempo completo a las canchas y ganan salarios exorbitantes, el árbitro helvético es un 'semiprofesional' que entre semana dirige las cafeterías del gobierno cantonal tesinés en Bellinzona (ciudad cuyos castillos han sido declarados patrimonio de la humanidad por la UNESCO).

Es decir, mientras que los grandes del fútbol reunidos esta noche en Roma tienen ingresos millonarios gracias a contratos descomunales mensuales por parte de los clubes, el árbitro Busacca alimentará sus bolsillos con alrededor de 5.000 francos (al cambio de hoy, unos 4610 dólares).

Preparación profesional

El arbitraje es una profesión que Massimo Busacca desempeña tanto dentro de Suiza, en los partidos de la Super Liga, como fuera, en las competiciones internacionales. Así ha pitado en disputas del balompié en canchas del campeonato de Bergdorf o en las de los reos de la cárcel luganesa de La Stampa.

"Si quiere uno permanecer en excelentes condiciones, se debe pitar también en esos partidos", afirma el número dos del arbitraje europeo.

El juez de la cancha se ha preparado para esta noche de gala para lucir un buen arbitraje. Busacca ha estudiado la organización táctica y de juego de los equipos que hoy se disputan la final. También sabe con cifras exactas quien de ellos ha mantenido más el balón durante esta temporada, además de de su preocupación por el buen estado físico de su cuerpo para mantenerse ágil y concentrado durante los 95 minutos que exigen toda su atención.

Prueba exitosa

Y si bien para Busacca su participación en esta final es una primicia, no lo es el hecho de que arbitre un partido entre estos dos contrincantes, pues fue el encargado de aplicar el reglamento de la UEFA en el partido del año pasado entre el Barça y el United, en la semifinal de la Liga de Campeones.

Una noche en la que, por cierto, puede conservar entre sus mejores recuerdos, pues en ella sólo cosechó halagos por su desempeño. Y tal como esa vez, esta noche el suizo mantenga firme sus principios:

"Un gran árbitro no puede permitirse mostrar servilismo psicológico. No tengo tiempo alguno para el miedo".

Massimo Busacca no estará solo entre los dos frentes que van por el todo en este partido. Le asisten otros tres experimentados árbitros suizos: Matthias Arnet, Francesco Buragina y Claudio Circhetta.

Renat Künzi, swissinfo.ch
(Traducido del alemán por Patricia Islas Züttel)

Massimo Busacca

Nació hace 40 años en Bellinzona, capital del cantón suizo del Tesino, al sur de Suiza.

Pertenece a la primera clase del arbitraje helvético desde 1996.

En su etapa de jugador alcanzó a participar en equipos de la segunda liga.

Desde 1998 es árbitro internacional.

La UEFA (Unión Europea de Fútbol Asociación) lo considera como el número dos del arbitraje europeo, después del italiano Roberto Rosetti.

Massimo Busacca es el sexto suizo que arbitra un partido europeo de final de campeonato.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×