Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Una línea directa para casos de corrupción

Anne Sxhwöbel, Transparencia Internacional sección suiza.

(swissinfo.ch)

Transparencia Internacional sección suiza abre una línea telefónica para las denuncias de casos de corrupción. Entrevista con su directora, Anne Schwöbel.

El presunto caso de corrupción en la Caja Nacional de Seguros de Accidente muestra que Suiza no está del todo a salvo de esta práctica. El Parlamento refuerza la lucha contra este flagelo.

La entrega de ciertos regalos o comisiones por algún beneficio recibido es un tema tabú en Suiza, aunque el fenómeno parece estar muy presente en el país. Uno de cada tres trabajadores se ha confrontado alguna vez en su vida laboral a este tipo de operaciones ilícitas.

Además, alrededor del 12% de los casos de criminalidad económica en los que estarían envueltas empresas helvéticas tienen relación con la corrupción.

Un estudio de la red internacional de empresas auditoras KPMG coloca a la corrupción en el sitio número doce -luego del fraude, pero antes del robo- en la lista de casos de criminalidad económica observados en el seno de las compañías helvéticas.

El reciente descubrimiento de un caso de corrupción en la Caja Nacional de Seguros de Accidente (SUVA) confirmó que este tipo de prácticas no sólo concierne a los países en vías de desarrollo.

Un grupo de ex empleados de SUVA estaría implicado en un caso de comisiones ilícitas en la venta de inmuebles por debajo del precio del mercado y en las que estarían en juego decenas de millones de francos suizos. Hasta ahora han sido detenidas siete personas.

Entrevista con Anne Schwöbel, directora de la sección suiza de Transparencia Internacional, una organización apolítica, privada y sin fines de lucro que lucha por la imposición de reglas y principios fundamentales para la lucha contra la corrupción.

swissinfo: ¿Cómo afecta la corrupción?

Anne Schwöbel: Afecta a la competencia abierta y, frecuentemente, aparecen alteradas las facturas del corruptor que recibe cierto beneficio financiero. En el sector público, el afectado finalmente es el contribuyente.

Los efectos negativos de la corrupción se sitúan, sobre todo, en las consecuencias que provocan los movimientos incorrectos para asignar algún proyecto o colaboración determinada con cierta empresa o grupo de personas. Es un desperdicio de los fondos públicos ya que el proyecto elegido no es forzosamente el de mejor calidad.

swissinfo: ¿Está bien adaptada la legislación suiza contra la corrupción?

A.S.: Desde el año 2000 se observa un endurecimiento en el derecho penal relativo. Las comisiones pagadas en el exterior ya no son deducibles de impuestos. En el sector público la corrupción activa es reprimida. El funcionario helvético que acepte dinero o ciertas ventajas ilegales tiene el riesgo de pasar cinco años tras las rejas.

El problema se centra en que hay ambigüedad en el valor límite de regalos tales como botellas de champaña, relojes, etc. y varía de acuerdo a los departamentos federales o las autoridades cantonales. Sería necesario fijar un monto máximo, válido a escala federal.

swissinfo: ¿Y para el sector privado?

A.S.: La corrupción privada es abordada en la ley contra la competencia desleal. Sólo la corrupción activa se sanciona. El corruptor puede ser castigado con una multa de un máximo de 100.000 francos o la prisión. Sin embargo, el corrompido no es investigado.

Pero tras la decisión tomada la semana pasada por el Consejo Nacional (diputados), la corrupción pasiva es igualmente sancionable, aunque no es procesada si no hay una demanda para hacerlo.

El nuevo proyecto de ley emitido por el gobierno, que ya fue aceptado por el Consejo de los Estados (senadores) en la sesión de verano, es ahora seguido por la Cámara Baja para corregir esa omisión.

swissinfo: ¿Cómo califica usted este proyecto de ley?

A.S.: Tiene varias lagunas. La corrupción privada no será perseguida de oficio, sólo después de haberse presentado una demanda. ¿Quién la va ha presentar? Seguramente ninguno de las dos partes implicadas ya que ambas resultan beneficiadas. No hay víctima alguna en el sentido clásico de la definición.

Las víctimas son las empresas que quedan excluidas. Pero ellas, con frecuencia, desconocen el hecho de haber sido objeto de un acto de competencia desleal. Si nadie presenta una demanda, esta ley será ineficaz y obsoleta.

swissinfo: ¿Usted recibe llamadas de denunciantes?

A.S.: Sí, hay empelados que nos contactan para saber que pueden hacer. Existe una necesidad real. Transparencia Internacional suiza abrirá de aquí a finales del año una línea telefónica para aconsejar e informar a los denunciantes. Podrán llamarnos de forma anónima y es posible que en algunos casos transmitamos las informaciones a las autoridades competentes.

Actualmente no es permitido que un empleado señale a terceros en prácticas perjudiciales que haya podido constatar dentro de su empresa. Aquel que denuncia un caso de corrupción puede perder el empleo. Luego de diversos escándalos, países como Estados Unidos y Gran Bretaña han introducido una protección efectiva para ellos.

Aquí en Suiza, la Cámara baja solicitó en la primavera pasada, contra la opinión del ministro de Justicia, una nueva ley que garantice tal disposición.

swissinfo: ¿Cuáles son las otras lagunas en el proyecto de ley?

A.S.: La corrupción privada es calificada como un delito y no como un crimen. La pena aplicada se limita entonces a una multa y a un año de prisión. La ley contra la competencia desleal no cubre a las organizaciones sin fines de lucro.

Es decir, las instancias deportivas (FIFA, CIO, etc.) no están protegidas por casos de corrupción. En fin, la Cámara alta renunció a la introducción de una norma penal sobre el tráfico de influencia.

swissinfo: ¿Las empresas helvéticas subestiman la corrupción?

A.S.: Las multinacionales son concientes del peligro. ABB, Novartis y Nestlé han abierto líneas internas para permitir a sus empleados denunciar anónimamente los problemas. Se trata de su imagen.

Por el contrario, las Pequeñas y Medianas Empresas consideran no estar concernidas y no tener los medios para tratar el problema.

Entrevista: Luigino Canal
(Trad. Patricia Islas)

Datos clave

La corrupción a escala mundial se cifra en 400.000 millones de dólares por año.

En Suiza, 12% de los casos de criminalidad económica tienen relación con la corrupción.

La ley suiza contra este flagelo tiene lagunas: Los casos de corrupción sólo se persiguen si se presenta denuncia. Y en este caso, sólo el corruptor es investigado, sin realizar averiguaciones sobre el corrompido.

El Parlamento Federal se pronuncia por una ley más severa en la materia.

Fin del recuadro

Contexto

El 12 de octubre de 2005 se realiza un Foro sobre Corrupción en Berna.

Es organizado por Transparencia Internacional, sección suiza.

Fundada en 1995, cuenta con 140 miembros.

Es una organización apolítica, privada y sin fines de lucro.

Esta organización lucha por establecer reglas y principios fundamentales par ala lucha contra la corrupción.

Publica cada año un índice de la corrupción en el mundo.

Suiza se encuentra en el séptimo lugar de los menos corruptos. Finlandia se encuentra a la cabeza.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×