Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Ícono del cine mudo


Lo que Charlot nos cuenta de Charlie Chaplin


Por Michèle Laird


 Otros idiomas: 2  Idiomas: 2
Chaplin como el vagabundo, con Jackie Coogan. (Keystone)

Chaplin como el vagabundo, con Jackie Coogan.

(Keystone)

El mundo entero celebra el centenario del nacimiento del vagabundo, célebre personaje de Charlie Chaplin. En Suiza, donde el comediante pasó los últimos 22 años de su vida, una gran exposición lo presenta bajo un aspecto diferente.

En 1914, un artista británico de 25 años, recién contratado por un estudio de cine estadounidense, se enfunda un par de pantalones holgados, una chaqueta ajustada y un sombrero de Derby. Empuña un bastón y se coloca un bigotillo vertical pero que permite la lectura de sus labios a través de la cámara. 

Charlie Chaplin acaba de inventar el que sería el personaje más entrañable y duradero de la época del cine mudo.

Un siglo más tarde, el Musée de l’Elisée, de fotografía, en Lausana, presenta documentos poco conocidos del Archivo Fotográfico de Chaplin que informan  tanto del hombre como de su tiempo.

Entre las dos guerras mundiales

Creado al inicio de la Primera Guerra Mundial, Charlot convirtió a Chaplin en estrella de la noche a la mañana. Y mientras el artista filmaba películas burlescas en la comodidad de la industria cinematográfica de Estados Unidos, su país iba a la guerra, lo que le ganó fuertes críticas, renovadas durante la Segunda Guerra Mundial.

La exposición ‘Chaplin, entre guerras y paz’ busca revisar la respuesta del artista, señala Carole Sandrin, comisaria del Musée de l'Elysée.  

Y esa respuesta se produjo bajo la forma de dos películas, ‘Armas al hombro’ (Charlot Soldat) de 1918, que se convierte en un gran éxito y utiliza situaciones cómicas para poner de relieve el horror de las trincheras, y ‘El dictador’ (Le dictateur), de 1940, en la que Chaplin imita audazmente la aterradora mímica de Hitler.

Los archivos Chaplin

La exposición de l’Elysée reúne impresos originales y documentos pocos conocidos de los Archivos de Charles Chaplin, constituidos en parte por los documentos meticulosamente reunidos durante años por el hermano de Chaplin,  Sydney, y su medio hermano, Wheeler Dryden. “Desde el principio sintieron que Charlie dejaría huella en el siglo”, acota Sandrin.

Escaneados y catalogados sobre un período de diez años por el Proyecto Chaplin de la Cineteca di Bologna, en Italia, los archivos en papel se encuentran en Montreux, Suiza, mientras que las 20 000 fotos documentales fueron confiadas al Musée de l'Elysée en 2011.

Al concentrarse en el período comprendido entre 1918 - cuando Chaplin creó sus propios estudios- y 1940, la exposición presenta al comediante como un activista que no era indiferente a la tragedia de la guerra, como sus críticos afirmaron, sino que creó sus propias estrategias de resistencia. 

Como un homenaje al nacimiento de Charlot, cuando Chaplin había sido contratado por los estudios de cine de Keystone, el Musée de l’Elysée y las Ediciones Xavier Barras publicaron la réplica exacta de un documento único que Sandrin encontró en los archivos Chaplin.

‘El Álbum Keystone’ reproduce las imágenes fijas de 29 de los 36 cortometrajes que Chaplin hizo solo en 1914. Fueron compiladas por el Instituto Británico de Cine hace más de 70 años para garantizar la autenticidad de las películas en un momento en que copias no oficiales, y a menudo adulteradas, comenzaron a proliferar.

El álbum desvela el ritmo frenético del trabajo del artista, pero lo más importante es la revelación de la progresiva invención de los gestos distintivos que iban a hacer de Chaplin un ídolo universal.

‘Carreras de autos para niños’ (1914) es la primera película de Charlot. Chaplin interpreta a un espectador que irrumpe en una carrera de vehículos en Venice, Los Ángeles, con lo que molesta a público y participantes por igual. (Courtesy Musée de l'Elysée)

‘Carreras de autos para niños’ (1914) es la primera película de Charlot. Chaplin interpreta a un espectador que irrumpe en una carrera de vehículos en Venice, Los Ángeles, con lo que molesta a público y participantes por igual.

(Courtesy Musée de l'Elysée)

Celebración del Centenario

“Con los años, la figura de Charlot ha revelado el humanismo, el humor y modernismo de Chaplin”, señala Kate Guyonvarch, directora de la Asociación Chaplin, un grupo de empresas propietarias de los derechos de Chaplin.

A pesar de que ha estado mucho tiempo inmersa en el mundo de Chaplin, Guyonvarch destaca que las celebraciones de este año “nos han permitido comprender mejor tanto al hombre como la forma en que trabajó”.

Está convencida de que la actitud de Chaplin y su impecable perfeccionismo se originaron en su difícil infancia. Su padre murió cuando él tenía diez años y su madre, con una salud mental fragilizada, era incapaz de ocuparse de él y de su hermano Sidney, un poco mayor. Desde entonces debió valerse por sí mismo y ganarse la vida.  

La tentación de la política

Según Guyonvarch, Chaplin casi renunció al cine cuando se introdujo el audio. “Había forjado su reputación gracias a Charlot y sabía que no podía hacerlo hablar”.

En 1928, un año después de la introducción del cine sonoro, comenzó ‘Luces de la ciudad’, una película muda. Durante una gira promocional de un año por todo el mundo, sus dudas en cuanto al futuro de su personaje lo incitaron a emprender nuevos derroteros.

“Me gustaría que Charlie conservara su buen ánimo siempre, se vuelve demasiado serio”, escribió su hermano Sydney. “Actualmente escribe un artículo sobre cómo resolver el problema de la reparación alemana. Y su solución es tan buena y tan simple que no sé por qué no se pensó antes”.

Guyonvarch supone que Chaplin consideró seriamente una carrera política en ese entonces. Al respecto, muestra el recorte de una entrevista publicada por el ‘London Daily Telegraph’ en 1913, en la que Chaplin declara: “Lo que me gustaría más que nada sería estar en el Parlamento”.

Refiere igualmente que existe la creencia de que Charlie Chaplin lanzó la carrera de Paulette Goddard cuando finalmente regresó a Hollywood, pero para  Guyonvarch, pudo haber sido al revés y que “una dinámica Goddard pusiera a Chaplin nuevamente en escena”. Fue entonces cuando Chaplin decidió finalmente sumergirse en el cine sonoro.

“Estaba realmente en todas partes y todavía está en todas partes”, agrega Guyonvarch. En todo el mundo, más de 100 manifestaciones culturales se llevan a cabo por el centenario de Charlot, así como muchas proyecciones con orquestas en vivo interpretando música compuesta por Charles Chaplin.

Traslado a Suiza

Charles Spencer Chaplin (1889-1977) nació en Londres y empezó a actuar a temprana edad en el British Music Hall.

Durante una gira por Estados Unidos, en 1913, recibió el contrato para su primera película en 1914.

Fue un triunfo a escala mundial y en 1917 Chaplin era lo suficientemente exitoso para construir sus propios estudios en Hollywood , donde realizó películas hasta 1952.

Cuando se le negó la visa para reingresar a Estados Unidos, debido al clima político, partió con su familia a Suiza.

Chaplin fue uno de los pocos comediantes que no solo financió y produjo casi todas sus películas, sino que también fue autor, actor, director y compositor de la música de la mayoría de ellas.

El Museo Chaplin se inaugurará en 2016 en el Manoir de Ban, en Vevey, donde Chaplin vivió con su familia.

El Archivo de Chaplin será publicado por la editorial Taschen, en tamaño XL, en enero de 2015.

David Robinson, biógrafo autorizado de Chaplin, acaba de publicar ‘El Mundo de Candilejas’.


Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín, swissinfo.ch

×