Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

“No a los bancos en las bombas” Critican inversiones bancarias en armas nucleares

Prueba nuclear en 1971 en el Atolón de Moruroa, Polinesia Francesa.

Detonación de una bomba nuclear por parte del Gobierno de Francia durante una prueba realizada en 1971 en el Atolón de Moruroa en la Polinesia Francesa. 

(Keystone)

Grupos antinucleares con sede en Suiza y los Países Bajos afirman que más de 300 bancos, fondos de pensiones y otras instituciones financieras, incluido el banco helvético Credit Suisse, invirtieron el año pasado más de medio billón de dólares en compañías productoras de armas nucleares, un aumento de 81 000 millones de dólares en un año.

El informe 2018 ‘Don’t Bank on the Bomb’Enlace externo (No a los bancos en las bombas), publicado este miércoles, enumera 329 bancos, compañías de seguros, fondos de pensiones y administradores de activos de 24 países que invirtieron un total de 525 000 millones de dólares (493 000 millones de francos) en los 20 mayores productores de armas nucleares con base en Francia, India, los Países Bajos, el Reino Unido y Estados Unidos. De este total, 110 000 millones procedieron del ‘BlackRock, Vanguard and Capital Group’.

“Una nueva carrera de armas nucleares ha acercado el Reloj del Apocalipsis a Armageddon, pero también ha iniciado una nueva fiebre del oro nuclear para aquellos que quieren sacar provecho de la destrucción masiva”, dijo Beatrice Fihn, directora ejecutiva de la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN) , con sede en Ginebra, ganadora del Premio Nobel de la Paz el año pasado.

El informe señaló un aumento de 81 000 millones de dólares en el monto total invertido en armas nucleares en el mundo en 2017, en comparación con 2016, pero dijo que hubo un 10% menos de inversionistas y un aumento en las instituciones financieras que prohíben exhaustivamente cualquier inversión en el ramo.

El número de instituciones financieras suizas que figuran en el informe disminuyó de siete en 2014 a una este año: Credit Suisse. Los autores reconocieron, sin embargo, la adopción, por parte del banco, de una política pública sobre armas nucleares en acuerdo con las disposiciones de la Ley suiza de materiales de guerra.

El banco declaraEnlace externo públicamente que “no financiará directamente el desarrollo, fabricación y adquisición de armas nucleares, biológicas y químicas, minas antipersonal y municiones en racimo”.

Sin embargo, el informe precisa que Credit Suisse debería ampliar su interpretación actual de la ley y “excluir el financiamiento de las empresas productoras de armas nucleares en su conjunto, en lugar de solo las actividades relacionadas con las armas nucleares”. Las ONG también instaron a Credit Suisse a aplicar su política a “todos sus productos financieros, incluidos los activos administrados”.


Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting