Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Votaciones en Suiza


Los suizos rechazan un seguro médico público


Por Patricia Islas, Berna


Los suizos se decidieron por lo ya conocido: su sistema de seguro médico privado. (Keystone)

Los suizos se decidieron por lo ya conocido: su sistema de seguro médico privado.

(Keystone)

Con el voto de este domingo los ciudadanos no vieron la solución a su problema esencial al alza de los costos del seguro médico, obligatorio y que deben cubrir de su bolsillo, con mensualidades que circundan los 400 francos suizos (420 dólares). Tampoco apoyaron una iniciativa en favor de los restaurantes.

No ha sido ni la primera ni la última vez que los suizos mayores de 18 años estén llamados a las urnas para evaluar una propuesta sobre el modelo de salud helvético. Esta vez rechazaron la iniciativa 'Para un seguro médico público' con más de 61,9% de los votos.

A diferencia de otros países, el sistema de salud de Suiza se fundamenta en un modelo privado de seguros en caso de enfermedad: un abanico de 61 empresas están autorizadas a ofrecer pólizas de seguro médico básico a todo aquel que viva en Suiza. No se trata de una opción, sino de una obligación a la que nadie escapa.

Uno es libre de elegir la aseguradora y cada una de ellas tiene la obligación de ofrecer las mismas prestaciones del seguro básico. Los factores que influirán en el costo de la póliza son la edad y el domicilio (pues los costos varían significativamente dependiendo de la oferta médica del lugar) de la persona y la franquicia elegida (de 2.500 a 300 francos a pagar de su propio bolsillo del total de gastos médicos anuales). Entre mayor sea la franquicia a cubrir se reduce el costo de la póliza.

También hay algunas aseguradoras que al reducir sus tareas internas en la administración de gastos y al restringir sus servicios con actores definidos –farmacias y médicos tratantes- logran ahorros que se traducen en algunos francos menos en los precios de sus pólizas del seguro obligatorio.

No hay acceso médico especial para pobres (solo contados ejemplos para casos extremos) y el costo del seguro básico y obligatorio no tiene relación alguna con el ingreso del contrayente. Solo aquellos que demuestren ingresos bajos pueden beneficiarse de subvenciones por parte de las autoridades de su cantón para cubrir la factura que cada mes les envía el seguro médico.

Libre competencia

En pocas palabras, el negocio de la salud se regula con la libre competencia de las aseguradoras que cubren los gastos del sistema de salud, repartido entre instituciones públicas –como los hospitales universitarios cantonales- y privadas, como clínicas, hospitales y consultorios médicos privados.

Pero lo cierto es que desde hace 20 años, la cobertura médica obligatoria no deja de aumentar y convertirse, después de la vivienda, en uno de los gastos más importantes del presupuesto personal.

La idea del seguro único

A finales de año se tiene derecho de cambiar de aseguradora, y desde que los precios no dejan de aumentar (cabe decir que para el 2015 el incremento es del 2,2%), todo el mundo espera conocer a finales de septiembre los detalles para evaluar una modificación de su póliza del año siguiente.

Con ese telón de fondo, los partidarios de la iniciativa que se votó hoy ‘Para un seguro médico público’ buscaban contener los precios de las primas, apuntando, básicamente, como responsables de estos costos sin freno a los gastos de administración y publicidad de las propias aseguradoras. 

Su idea era la de reducir en 10% los gastos publicitarios de las empresas aseguradoras con una caja única de seguros y también terminar con los costos administrativos que significan los cambios de aseguradora de algunos -entre el 5% y el 15% del total- que se deciden por cambiar de suministradora a finales de año. 

La mayoría de los que acudieron al voto este domingo decidieron no elegir un concepto que desconocen, apoyado por grupos de izquierda y la asociación de consumidores de la parte francófona de Suiza, y ese apoyo se nota en los resultados de Neuchâtel (60%), Jura (63%), Ginebra (57%) y Vaud (56%), los únicos cantones que apoyaron este tema.

Para los opositores, que hoy celebran el rechazo a la iniciativa en las urnas, esa salida era errónea, pues desde su punto de vista, la competencia entre las aseguradoras, que la iniciativa combatía, es justamente lo que permite un mercado sano en materia de costos. 

IVA en restaurantes

El otro tema que hoy se evaluó en las urnas de todo el país fue la iniciativa para favorecer la rentabilidad económica de los restaurantes que, según argumentan sus administradores, sufren en sus intentos por subsistir de modo adecuado a causa de la prohibición de fumar en sus locales y de la competencia de los puestos de comida rápida, que en los últimos tiempos han multiplicado su aparición. Por ello se lanzó la iniciativa 'Basta con el IVA discriminatorio con la restauración', que reivindicaba condiciones iguales en el ámbito fiscal para los restaurantes, que pagan 8% de IVA, mientras que la venta de alimentos preparados en los supermercados y en los locales de comida para llevar se grava con 2,5%. Más del 71% de los votos sobre la cuestión se inclinaron por el 'no'.

swissinfo.ch

×