Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

1º de Mayo: "no hay un movimiento social europeo"

La ciudad de Zúrich acoge tradicionalmente las mayores manifestaciones del día del trabajo.

(Ex-press)

Despidos, primas, embestida contra el secreto bancario: Suiza liada en lo más grave de las crisis. Pero, por el momento, eso no parece beneficiar a la izquierda. Análisis del politólogo Hans Hirter y del presidente del PS, Christian Levrat.

"Quizá la gente no advierte aún la amplia gravedad de esta crisis ya que, hasta ahora, no ha tenido muchos efectos concretos sobre su forma de vida o su empleo", explica Hans Hirter.

La izquierda y los sindicatos están "sin embargo, muy presentes en los medios de comunicación y con sus propuestas", añade el politólogo. Pero no creo que eso tendrá impacto en las votaciones o en la movilización de los electores".

Para Christian Levrat, hay mucha cólera y frustración en la gente. "Pero sin que eso desemboque en algo positivo. La crisis se expresa mucho más en acciones espontáneas, al límite de la legalidad", declara el presidente del Partido Socialista Suizo, en alusión a los secuestros de dirigentes en Francia.

En el mismo barco

"Lo que es seguro, es que no existe movimiento social a escala europea alrededor de proyectos futuros", prosigue Christian Levrat. "Está también la actitud de los partidos burgueses y, en particular, del Gobierno, en el que estamos todos. Pero creo que algunos reman aún mientras que, en la cumbre, los otros siguen pasándosela bien".

Concretamente, el presidente del PS piensa que las "víctimas reales de la crisis no serán los grandes dueños de los bancos, sino los simples empleados.

Finalmente, son ellos quienes pagarán el elevado precio, con la reducción del poder adquisitivo, el aumento del desempleo y nuevas economías en los gastos públicos. Debemos comunicar todo eso de manera más clara."

El hecho de que sea en principal banco, el UBS, el que haya anunciado con gran pompa los despidos, no facilita la tarea a la izquierda, analiza Hans Hirter. "No es posible crear un impulso de solidaridad con los empleados de nivel intermedio, que de todas maneras están globalizados. Sería muy diferente si fuera el caso de trabajadores de la maquinaria o de obreros de un taller del Tesino."

Presión exterior y no interior

La izquierda pedía desde hace tiempo que se suprimiera la diferencia entre fraude y evasión fiscal. Pero hoy que esa diferencia se suprime, no puede reivindicar su victoria.

"Lo que reclamábamos, llegó, indica a Christian Levrat. Pero la dificultad, es que numerosas medidas se impusieron desde el extranjero y no después de un proceso democrático interno."

Lo que coloca al PS en una "situación de esquizofrenia", destaca Hans Hirter. El partido no puede alegrarse demasiado por la flexibilización del secreto bancario, ya que podría pasar por un traidor a la patria: "ya que el peor adversario de la evasión fiscal, el ministro alemán de Hacienda, Peer Steinbrück, es socialdemócrata", recuerda al politólogo.

No hay símbolo último

Christian Levrat dice haber escrito a su camarada Steinbrück para pedirle "seguir la vía diplomática normal con Suiza". "El problema no es su posición, sino su tono. Ya que la mayoría de la población suiza está persuadida de que no tenemos que acoger a defraudadores del fisco. Pero no por ello está dispuesta a poner sus datos personales a disposición de cualquiera".

Además, el socialista no cree que la "retórica burguesa" con respecto al secreto bancario como "símbolo último de patriotismo" encuentre un verdadero eco en la población. "La gente no es tonta: se trata defender los intereses de personas muy ricas que al negarse a pagar sus impuestos, penalizan a los ciudadanos medios."

Resistencia de la derecha

Con respecto a la igualdad fiscal en Suiza, Hans Hirter afirma: "La izquierda haría bien en dejar de reclamar más impuestos para los ricos. Es mucho más difícil que en Alemania. Aquí hay mucho más responsabilidad individual y autodeterminación." La izquierda debería, por el contrario, comprometerse para que el fraude fiscal fuera combatido "con medidas más eficaces".

Respuesta de Christian Levrat: "Es lo que hacemos al interior del sistema. Poco antes de mi entrada en función, exigí que se duplicara el número de inspectores fiscales que investigan sobre los grandes asuntos de disimulación".

"Pero chocamos siempre con la resistencia del ministro de Hacienda, Hans-Rudolf Merz, y de la mayoría burguesa del Parlamento, que hace todo lo que puede para proteger a los grandes contribuyentes. Dañamos la imagen del país al proteger a los defraudadores, sean extranjeros o suizos."

swissinfo, Andreas Keiser
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

Contexto

Alrededor de 12 mil personas se reunieron en la Ciudad de Zúrich, en la más numerosa manifestación del país con ocasión del 1o. de mayo.

La concentración se llevó a cabo de manera pacífica salvo por un pequeño incidente en el que participaron unos 200 rijosos.

La policía de Zurich utilizó cañones de agua y balas de goma para reprimirlos.

Fin del recuadro

DIA DEL TRABAJO

El 1º de Mayo adquiere una importancia particular este año con la crisis financiera mundial, considera el presidente de la Unión Sindical Suiza, Paul Rechsteiner.

El número de participantes está en aumento desde los años noventa.

Con la crisis y los despidos, es probable que los participantes en las manifestaciones en la jornada sean más numerosos que de manera habitual, indica Andreas Rieger, copresidente del sindicato UNIA.

Los despidos, entre las principales razones que hacen que la gente salga a las calles en pro de sus reivindicaciones sociales y políticas.

Los sindicatos resintieron en 2008 un decremento en el número de sus afiliados.

Fin del recuadro

HISTORIA

El Día del Trabajo (1º de Mayo) es la única fiesta a escala mundial no religiosa.

La fecha fue elegida en 1889, en memoria de la huelga en pro de la jornada laboral de 8 horas, que fue violentamente reprimida en Chicago, en 1886.

En 1890, el 1º de Mayo se celebró en 34 lugares de Suiza. La Unión Sindical contaba entonces con 5000 miembros y el Partido Socialista había sido fundado nueve meses antes.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×