Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y el presidente de EEUU, Donald Trump (d), se estrechan la mano el 10 de febrero de 2017 en el Despacho Oval de la Casa Blanca, en Washington

(afp_tickers)

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, dijo este viernes que aspira a construir una "relación de confianza" con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y enfatizó que las relaciones económicas y comerciales son favorables para ambos.

Con las relaciones entre ambos países tirantes tras el rechazo de Trump al acuerdo comercial transpacífico, las críticas del mandatario a las promesas de defensa y el duro trato a aliados cercanos, Abe dijo que la reunión de este viernes era "oportuna".

"Deseo firmemente construir una relación de confianza al nivel del liderazgo con mi visita a Estados Unidos y mostrar a nuestra gente y al mundo la firme alianza entre Japón y Estados Unidos", expresó Abe.

El primer ministro inició su visita de dos días a Estados Unidos reuniéndose con empresarios, en la cual destacó los cientos de miles de trabajos creados en el país a través de las inversiones japonesas.

La mayor parte de automóviles de bajo coste vendidos por Toyota y Honda son "producidos en Estados Unidos por trabajadores estadounidenses", afirmó Abe, observando que las inversiones de empresas japonesas en el país suman 411.000 millones de dólares, generando 840.000 empleos.

"En Japón nadie se queja de que sus trabajo fue robado por los estadounidenses, porque los japoneses también han ganado en el negocio", resumió.

El comentario parece referirse a los frecuentes ataques de Trump a empresas estadounidenses que transfieren sus operaciones a otros países.

Abe incluso formuló una velada alerta sobre los riesgos de retornar a la tirante relación de la década de los 90, cuando Washington y Tokio se trabaron en una áspera disputa por la importación de automóviles.

"Nuestras dos naciones cayeron en un juego sin ganadores", señaló el dirigente japonés, quien añadió que posteriormente los dos países "hallaron un camino" hacia una relación más positiva.

Diversos economistas ya han criticado a Trump por concebir las relaciones comerciales desde una perspectiva obsoleta, que lo llevó a amenazar con imponer tarifas a importaciones provenientes de México y China.

Abe reconoció que hay problemas que deben ser resueltos en el comercio internacional, que van desde el hundimiento en los precios del acero a la falta de protección a la propiedad intelectual.

En una aparente referencia a China, Abe también apuntó que la "superproducción en un cierto país no ha cesado. Como consecuencia, el aumento de las exportaciones trae aparejado una caída de precios a nivel global".

Abe mantendrá encuentros con Trump en Washington y en Florida, donde los dos líderes tienen previsto un partido de golf en un resort de propiedad del mandatario estadounidense.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP