Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente senegalés, Macky Sall (dcha), estrecha la mano del nuevo presidente de Gambia, Adama Barrow, antes de que éste abandone Dakar para volver a su país, el 26 de enero de 2017

(afp_tickers)

El nuevo presidente de Gambia, Adama Barrow, que se encontraba en el vecino Senegal desde el 15 de enero, llegó este jueves en la tarde a Banjul y fue recibido por una multitud jubilosa, constataron periodistas de AFP.

Entre los asistentes que esperaron su llegada, bajo vigilancia de militares senegaleses y nigerianos, encapuchados y fuertemente armados, y un destacamento de soldados gambianos, figuraba la vicepresidenta, Fatoumata Jallow Tambajang.

Barrow, vestido con túnica blanca, bajó de un avión militar senegalés que llevaba el emblema de la Comunidad económica de Estados de Africa del Oeste (Cedeao), acompañado por sus dos esposas y varios de sus hijos.

En el aeropuerto de Banjul, una multitud se congregó desde inicios de la tarde para darle un recibimiento triunfal, con grupos de danza y tamborileros.

Residente en Senegal desde el 15 de enero a petición de la Cedeao, que temía por sus seguridad mientras su antecesor Yahya Jammeh siguiera rechazando abandonar el poder, Barrow aplazó su regreso, invocando preocupaciones por su seguridad.

Vencedor de la elección del 1 de diciembre frente a Yahya Jammeh -que reconoció inicialmente su derrota antes de cambiar de opinión el 9 de diciembre- Adama Barrow prestó juramento el 19 de enero en la embajada de Gambia en Dakar.

Poco después, la Cedeao lanzó una operación para forzar la salida de Jammeh, que finalmente dejó al país la noche del 21 de enero para ser recibido por Guinea ecuatorial.

Desde su jura del cargo, Barrow no había aparecido en público.

AFP