Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Benjamin Netanyahu (izq) y Abdel Fatah al Sisi conversan el lunes 18 de septiembre en Nueva York, en una imagen divulgada por la presidencia egipcia

(afp_tickers)

El presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, se reunió por primera vez de manera pública con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el lunes en Nueva York, en una muestra del deseo de El Cairo de volver a la primera fila de la escena diplomática de Oriente Medio.

Al margen de la Asamblea General de Naciones Unidas, los dos mandatarios trataron sobre el proceso de paz israelo-palestino, en punto muerto desde 2014, indicó el martes la presidencia egipcia en un comunicado.

Al término de este encuentro público inédito con Netanyahu, el presidente Al Sisi subrayó la importancia de "reactivar las negociaciones entre palestinos e israelíes con el fin de alcanzar una solución global".

Según el comunicado, ambos dirigentes hablaron sobre "los medios para retomar" esas negociaciones, sin aportar más precisiones.

El encuentro coincidió con la reunión que mantuvieron el lunes el presidente palestino, Mahmud Abas, y el jefe del movimiento islamista Hamas, Ismail Haniyeh.

Se trata de un primer acercamiento entre los dos rivales palestinos, enemistados desde hace una década, y fue posible gracias a la mediación de El Cairo, a donde viajó el líder de Hamas la semana pasada.

A su regreso, Haniyeh anunció la disolución de un organismo controvertido en Gaza, donde gobierna su movimiento, y expresó su voluntad de obrar para una reconciliación con Al Fatah, la formación de Abas.

Además, la visita del jefe de Hamas a Egipto marcó también un cambio de actitud de El Cairo respecto al movimiento islamista palestino, tras un largo periodo de enfriamiento.

Hamas fue acusado de apoyar a la cofradía de los Hermanos Musulmanes, que el Gobierno de Al Sisi clasificó como "terrorista" desde el derrocamiento, en verano de 2013, del presidente islamista Mohamed Mursi, miembro de esa formación.

- Solución de dos Estados -

Desde Nueva York, el presidente de EEUU, Donald Trump, aseguró el lunes que un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos era "posible" y agregó que su Administración hará cuanto esté en su mano para solucionar este espinoso conflicto, pese a los reiterados fracasos de Washington.

En este sentido, Egipto se convirtió en un interlocutor de peso desde la llegada de Trump al poder, a principios de 2017. Las relaciones entre esos dos aliados se habían enfriado tras la caída de Mursi en 2013 y la sangrienta represión que le siguió.

El yerno y consejero del presidente estadounidense, Jared Kushner, implicado en el proyecto de Washington de reanudar el proceso de paz, visitó la región a finales de agosto.

Sin embargo, los dirigentes palestinos cada vez esconden menos su descontento con la Administración de Trump, quien no se ha declarado a favor de la solución de los dos Estados con la creación de un Estado palestino que coexista con Israel.

Así, un alto consejero de Abas declaró el lunes que sería "completamente aberrante" que Trump no respalde esta solución. En cualquier caos, el ministro israelí de Cooperación regional, Tzahi Hanegbi, también presente en Nueva York, se congratuló el martes por la reunión de Netanyahu con Al Sisi.

"Las relaciones entre ambos países no han dejado de reforzarse desde hace dos años, pero la sorpresa radica en el hecho de que, al contrario de lo que sucedía antes, el presidente egipcio ha asumido públicamente estas relaciones", declaró Hanegbi, próximo al primer ministro, en la radio militar israelí.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP