Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una bombilla encendida, el 31 de mayo de 2007, en París

(afp_tickers)

Las tarifas de electricidad para gran parte de Buenos Aires y sus ciudades cercanas aumentarán entre 61 y 148% a partir de febrero y marzo, con el fin de avanzar en los recortes a los subsidios de servicios públicos, anunció este martes el gobierno argentino.

"Hace falta ir recomponiendo lo que vale lo que producen. Este es el camino para tener energía y poder crecer", defendió el presidente Mauricio Macri este martes, al firmar un convenio para la explotación del yacimiento de Vaca Muerta, uno de los mayores del mundo de hidrocarburos no convencionales (petróleo y gas de esquisto), ubicado al sur del país.

Este aumento se aproxima al 47% de lo que vale la energía, dijo el presidente.

Los nuevos ajustes a las tarifas se aplicarán en dos etapas, entre febrero y marzo, y habrá otro de 19% en noviembre, después de las elecciones legislativas de octubre de 2017.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, dijo en conferencia de prensa que el nuevo costo del servicio eléctrico no modifica las dos metas oficiales para este año: lograr un déficit fiscal del 4,2% en relación al PIB y una inflación que no supere el 17% en todo este año.

En 2016, la inflación cerró por encima de 40%, según consultoras económicas. El gobierno aún no da la cifra oficial del año pasado, cuando al decretar una "emergencia estadística" no divulgó el índice de inflación los primeros seis meses.

"Queremos que en la tarifa se recupere el costo de generación", precisó el ministro. Afirmó que la subida será en dos tramos (en febrero y en marzo) para que "la incidencia del aumento no afecte tanto los bolsillos en un mes de alto consumo como febrero".

Las temperaturas de este verano en Buenos Aires están llegando a rozar los 40 grados.

- Subir para bajar -

Aranguren explicó con cuadros que el incremento afectará a unos 3 millones de usuarios y el objetivo es bajar el déficit fiscal y atraer inversiones de empresas en el sector.

"Aquellos que tienen un mayor consumo, tienen un mayor aumento", dijo Aranguren al explicar que 83% de los usuarios tendrán un aumento de hasta 183 pesos (11,50 dólares) por mes.

Aranguren volvió a criticar la pasada gestión de Néstor y Cristina Kirchner (2003-2015) por congelar las tarifas de los principales servicios públicos.

"Estamos celebrando de poder recomponer una realidad que no tendríamos que haber perdido y espero que de ahora en más podamos seguir sosteniéndola" dijo el ministro, expresidente de la Shell en Argentina.

A principios del año pasado, Aranguren y el gabinete económico del presidente Mauricio Macri aplicaron una serie de aumentos al gas y la electricidad que provocaron indignación y protestas de calle.

Particularmente los incrementos en el gas, que oscilaron entre 200% y hasta 2.000%, fueron frenados en la justicia tras una catarata de amparos interpuestos por pequeñas y medianas empresas y organizaciones civiles.

El gobierno terminó admitiendo errores de procedimiento y cálculo en la aplicación de aquellos aumentos y desde mediados de 2016 hasta fin de año, miles de hogares vieron sus tarifas congeladas o incluso recibieron facturas sin monto alguno.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP