Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Mauricio Macri al tomar posesión del mando presidencial en la Casa Rosada el 10 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

El presidente Mauricio Macri dijo este martes que esperaba que en la reunión del miércoles en Nueva York que marcará el inicio de las negociaciones con los "fondos buitres", Argentina logre un acuerdo razonable.

"Mañana le diremos al mediador que acá hay un cambio, otra visión acerca de nuestras deudas y de dejar de ser un país incumplidor y de resolver los problemas pendientes", dijo Macri en una conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

El mandatario se dijo confiado en que Argentina logre un "acuerdo razonable". "Espero que quede atrás rápidamente estas partes de deudas que no supimos arreglar", enfatizó.

Argentina empezará a negociar con los "fondos buitres" el miércoles para buscar un acuerdo que ponga fin al litigio por su deuda en default impaga, anunció en diciembre el mediador judicial, Dan Pollack, tras reunirse con enviados de Macri.

El mandatario también se dijo satisfecho con los primeros resultados del levantamiento de las restricciones cambiarias a mediados de diciembre, como una de las nuevas señales del cambio político al asumir un gobierno liberal de derecha después de 12 años de gobiernos de centroizquierdista de Néstor y Cristina Kirchner.

"Hemos dejado de estar limitados en poder crecer", dijo Macri sobre el control a la compra de divisas instalado en 2011, que fue eliminado el 16 de diciembre pasado y conllevó a una devaluación que en menos de un mes se sitúa por encima del 30%.

Desde la asunción de Macri el pasado 10 de diciembre, el nuevo gobierno anunció que Argentina comenzaría a negociar "rápidamente" con los fondos especulativos NML Capital y Aurelius, que ganaron en 2012 un juicio por 1.700 millones de dólares al día de hoy por bonos en default desde 2001.

El gobierno de Cristina Kirchner (2007-2015) había rechazado la sentencia del juez Thomas Griesa, quien en 2014 congeló un pago de 539 millones de dólares en Nueva York a bonistas que habían adherido a los canje de 2005 y 2010 de deuda impaga, provocando un default parcial de Argentina.

El 93% de los acreedores de Argentina aceptó esas reestructuraciones de reembolso parcial con importantes quitas, pero el 7% restante las rechazó, reclamando el reembolso de la totalidad de lo adeudado más intereses.

En octubre pasado, Griesa aceptó un pedido de 49 demandas de otros tenedores de títulos en default por unos 6.150 millones de dólares de sumarse al fallo a favor de los fondos especulativos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP