Navigation

Australia anuncia un paquete de ayuda ante el impacto económico del COVID-19

El primer ministro Scott Morrison, durante una rueda de prensa en el Parlamento de Australia, el 22 de marzo de 2020 en Canberra afp_tickers
Este contenido fue publicado el 22 marzo 2020 - 01:44
(AFP)

El gobierno de Australia anunció el domingo un plan de ayuda por 38.000 millones de dólares para limitar el daño económico de la pandemia de coronavirus, y pidió a sus conciudadanos que cancelaran los planes de viaje para frenar la propagación del virus.

El ministro de Finanzas, Josh Frydenberg, dijo que este plan debería sumarse a otras medidas ya definidas por el gobierno y el Banco Central para sostener la economía.

"Estas circunstancias extraordinarias requieren medidas extraordinarias y enfrentamos un desafío global sin precedentes", dijo Frydenberg a periodistas. "Las medidas anunciadas hoy traerán esperanza y ayudarán a millones de australianos cuando más lo necesitan", añadió.

Las pequeñas empresas y las organizaciones sin fines de lucro recibirán ayuda directa de hasta casi 58.000 dólares.

El monto de los pagos por desempleo se duplicará temporalmente, y los jubilados y beneficiarios de asistencia social recibirán un cheque por 750 dólares australianos (alrededor de 435 dólares).

Frydenberg advirtió que el impacto en la economía sería "más profundo, más amplio y más sostenible" de lo esperado hace diez días, y que se necesitarán más acciones.

El país parece estar a punto de entrar en recesión debido a las consecuencias de esta pandemia, después de 29 años de crecimiento económico récord.

Australia ha registrado más de 1.200 casos de COVID-19, con un saldo de siete personas muertas.

El primer ministro, Scott Morrison, dijo el domingo que su gobierno recomienda cancelar los viajes innecesarios. Sin embargo, aclaró que los viajes relacionados con el trabajo, el transporte de alimentos esenciales y las misiones humanitarias podrían continuar.

El gobierno pidió a los habitantes del país que suspendan cualquier plan de viaje hasta las vacaciones escolares de Pascua. "Se tomarán medidas más estrictas y se aplicarán en regiones más específicas", advirtió Morrison.

Australia ya ha cerrado sus fronteras, prohibiendo la entrada en su territorio a personas no residentes en el país.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.