Navigation

Australia obliga a extranjeros a vender viviendas compradas ilegalmente

El ministro de Finanzas de Australia, Scott Morrison, en rueda de prensa en Sídney, el 10 de agosto de 2016 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 06 febrero 2017 - 03:23
(AFP)

Australia forzó la venta de viviendas por valor de más de 100 millones de dólares australianos (76 millones de dólares), compradas ilegalmente por extranjeros, informó el gobierno este lunes.

Canberra introdujo nuevas normas en diciembre de 2015 para multar e incluso encarcelar a los extranjeros que hayan esquivado la ley, que solo les permite comprar nuevas viviendas y no de segunda mano.

Los precios en sector inmobiliario se han disparado en los últimos años, particularmente en Sídney y Melbourne, donde el acceso a la vivienda se ha convertido en un asunto político.

Las preocupaciones giran en torno a que las compras efectuadas por extranjeros, especialmente de China, han contribuido a hacer subir los precios, dejando a propietarios potenciales fuera del mercado.

El ministro de Finanzas, Scott Morrison, afirmó que se habían efectuado 61 ventas forzadas por valor, en total, de 107 millones de dólares australianos (82 millones de dólares), mientras que otras 36 personas podrían acabar vendiendo también tras ser investigadas.

"El gobierno está decidido a reforzar nuestras normas para que los extranjeros que poseen ilegalmente propiedades australianas sean identificados y sus propiedades ilegales, cedidas", afirmó.

Los chinos dominaban en la lista con 25 ventas forzosas. Otros procedían de países como Reino Unido, Malasia e Indonesia.

Según la legislación, los extranjeros que compren ilegalmente propiedades en Australia podrían enfrentar 3 años de cárcel o multas de 135.000 dólares australianos (103.000 dólares) para particulares y de 675.000 dólares australianos (517.000 dólares) para empresas. Las plusvalías también se incluyen en las transacciones forzadas.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.