Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Ilan Goldfajn, entonces presidente designado del Banco Central de Brasil, el 7 de junio de 2016 en Brasilia

(afp_tickers)

La aceleración de los recortes de la tasa básica de interés en Brasil apunta a dinamizar una economía que tarda en despegar, una vez que la inflación parece bajo control, explicó el Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central en sus actas publicadas este martes.

"El conjunto de los indicadores recientemente divulgados sugiere que la actividad económica sigue estando por debajo de lo esperado (...) y que su reactivación debe ser aún más lenta y gradual que lo esperado", constatan.

El Copom recortó la semana pasada su tasa de referencia en 0,75 puntos porcentuales, a 13%, sorprendiendo a los analistas que apostaban en su gran mayoría por un recorte de 0,5 puntos porcentuales.

La medida fue posibilitada por "la convergencia de la inflación hacia la meta de 4,5%" ya en 2017, tanto en los escenarios de referencia del Banco central (4%), como del mercado (4,4%), apunta el documento.

La combinación de recesión e inflación golpea a la principal economía latinoamericana desde 2015. El PIB brasileño se contrajo 3,8% ese año y las estimaciones son de un retroceso de 3,5% para 2016, en tanto que el alza de precios fue de 10,67% en 2015 y de 6,29% en 2016.

Pero el BC priorizó la lucha contra la inflación, con tasas consideradas punitivas por los sectores productivos, que llegaron a 14,25% en julio de 2015 y se mantuvieron en ese nivel hasta octubre de 2016, cuando empezó el reflujo.

Ahora, la principal preocupación se orienta a reanimar una economía exánime, con 12 millones de desocupados (11,8% de la población activa).

El BC redujo el mes pasado su proyección de crecimiento en 2017 a 0,8% (frente a 1,35 en su estimación anterior); el mercado prevé 0,5% y el FMI apenas 0,2%.

La institución respalda igualmente el avance de las medidas de austeridad decididas por la administración conservadora de Michel Temer, pero indica que "el proceso es largo y conlleva incertidumbres". El gobierno ya consiguió aprobar la congelación de los gastos públicos durante dos décadas y ahora impulsa una reforma del sistema de jubilaciones.

Por último, deja abierta la puerta a nuevos recortes de las tasas, pero señala que estos dependerán "de las proyecciones y expectativas de inflación y de la evolución de los factores de riesgo", entre los que figuran las incertidumbres externas, relacionadas principalmente con "los posibles cambios de rumbo de la política económica de Estados Unidos" bajo la presidencia de Donald Trump.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP