Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, recibe a su par de Argentina, Mauricio Macri, en Santiago, el 27 de junio de 2017

(afp_tickers)

Chile y Argentina avanzan a paso firme hacia suscribir un acuerdo de liberación comercial para sellar uno de los mejores momentos en su relación bilateral, anunciaron los mandatarios de ambos países en Santiago.

Mauricio Macri, presidente de Argentina, cumplió este martes su segunda visita en el año a Chile, la primera de carácter oficial, con un énfasis marcadamente económico, bajo el estrechamiento de los lazos bilaterales entre los dos países desde que el mandatario de centro derecha asumió el poder.

"Siento que en este año y medio le hemos dado un nuevo impulso en términos reales a que este afecto conduzca a una mayor integración", dijo Macri, en una declaración a la prensa en el palacio La Moneda en Santiago, junto a la presidenta chilena Michelle Bachelet.

Los dos países esperan consolidar este mayor acercamiento con un acuerdo comercial que cerrarían durante este año, que modernice la relación bilateral y otorgue mayores certezas jurídicas a los comerciantes de ambos lados de la cordillera de Los Andes.

La alianza busca, además, estimular las inversiones para fortalecer las cadenas de valor entre ambos países y promover un intensivo aprovechamiento de los mercados.

"Esperamos terminar un acuerdo económico comercial, de nivel, de nueva generación, que facilite y dinamice todo este proceso" de integración, agregó el mandatario argentino.

Macri también destacó el intensivo intercambio energético que llevan adelante ambos países desde el año pasado, cuando -aprovechando la extensa infraestructura construida en la década de los 90- lograron destrabar una integración energética paralizada por años.

El 2 de junio pasado, por segundo año consecutivo, Chile inició sus envíos de gas natural a Argentina para apuntalar a su vecino durante el invierno austral.

"Esperamos que este intercambio que estamos teniendo en este año sirva para construir confianza que nos lleve a que ésta vez la integración sea definitiva", señaló Macri.

En la década de los 90, Argentina llegó a exportar a Chile casi 22 millones de metros cúbicos por día para luego afrontar una paulatina disminución del suministro hasta que cerró la llave definitivamente en 2006.

-Venezuela en la mira-

Los dos países expresaron su "dolor" por lo que está sucediendo en Venezuela, sumida en una aguda crisis política en la que la oposición exige la salida del gobierno de Nicolás Maduro.

"Compartimos el dolor del pueblo venezolano. Seguiremos trabajando juntos para encontrar una solución que signifique que puedan volver a tener elecciones, que no hayan más presos políticos y se respete la independencia de poderes", señaló Macri.

Los dos países impulsan, además, la convergencia entre el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Alianza del Pacífico, un bloque de países que integran Chile, Perú, Colombia y México.

"Creo que es el camino natural y que si convergemos vamos a nuevamente a generar más oportunidades de progreso", dijo Macri.

Bachelet asistirá en julio a la reunión del Mercosur que se va a realizar en la ciudad argentina de Mendoza, para seguir avanzando en la unión de ambos bloques comerciales.

AFP