Navigation

Congreso panameño aprueba ley contra blanqueo de capitales

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, da un discurso durante el Foro de la Sociedad Civil y Actores Sociales, en el marco de la VII Cumbre de las Américas, el 8 de abril de 2015 en Ciudad de Panamá afp_tickers
Este contenido fue publicado el 23 abril 2015 - 03:55
(AFP)

El Congreso de Panamá aprobó este miércoles un proyecto de ley para evitar el blanqueo de capitales y el financiamiento del terrorismo y ser eliminado así de la lista gris del Grupo de Acción Financiera (GAFI).

El proyecto es "con miras a fortalecer el marco legal contra el lavado de capitales y tiene como finalidad proteger a importantes sectores de la economía panameña y sacar al país de la lista gris" del GAFI, dijo el ministro de Economía, Dulcidio De La Guardia.

GAFI incluyó en 2014 a Panamá, considerado en ocasiones un paraíso fiscal, en la lista gris por deficiencias en las luchas contra el lavado de capitales y el financiamiento del terrorismo.

Entre las exigencias del GAFI está que Panamá elimine antes de agosto de 2015 una prórroga de tres años a una ley que había aprobado sobre inmovilización de las acciones al portador.

Según un comunicado del Congreso panameño el proyecto adopta un régimen de inmovilización de acciones y se elimina "en cierta forma" las acciones al portador.

Para el presidente de la Comisión Legislativa de Comercio, Quibian Panay, el proyecto "es conveniente porque se ajusta a las necesidades de transparencia que el país necesita conforme a las recomendaciones que se han venido estableciendo a través de los organismos internacionales".

Esta Ley establece las herramientas necesarias para fortalecer la responsabilidad, capacidad y efectividad de los organismos de supervisión y control, así como las obligaciones de suministro de información a la Unidad de Análisis Financiero (UAF), según el gobierno panameño.

Con este proyecto "lograremos reforzar las bases de competitividad y transparencia, pilares que estamos construyendo conforme a los estándares internacionales establecidos", recalcó De La Guardia.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.