Navigation

Descartan una posible acusación contra Trump por incidente en acto de campaña

El aspirante republicano Donald Trump en un acto de campaña en Boca Raton, en Florida, el 13 de marzo de 2016 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 15 marzo 2016 - 21:47
(AFP)

Autoridades de Carolina del Norte, en el sureste de Estados Unidos, descartaron este martes elevar una acusación contra el aspirante presidencial Donald Trump por incitación al desorden, en relación con un hecho violento que se registró durante uno de sus actos de campaña.

La oficina del alguacil del condado de Cumberland, en el estado de Carolina del Norte, indicó que no encontró evidencias suficientes como para sustanciar un cargo contra Trump por el incidente del miércoles pasado, cuando en un acto público del magnate un hombre blanco de 78 años golpeó en la cara a un manifestante negro.

"La evidencia no cumple con los requisitos según la ley de Carolina del Norte para sostener una eventual condena por el crimen de incitación al desorden", señaló la oficina del alguacil en un comunicado.

"Por ello, no procuraremos una orden judicial o una imputación contra Trump o su campaña", indicó. "Mientras otros aspectos de las pesquisas continúan, la investigación a Trump y su campaña ha concluido y no se anticipan cargos", abundó.

Esta noticia se conoce cuando Trump, a la cabeza de la batalla por la nominación republicana para las presidenciales de noviembre, ha recibido una avalancha de críticas en los últimos días por episodios de violencia en sus actos de campaña, que algunos atribuyen a su polémico discurso.

En el mitin del miércoles en Fayetteville, Carolina del Norte, John McGraw, un hombre blanco de 78 años, golpeó en la cara a Rakeen Jones, un manifestante negro que era escoltado fuera del evento por la policía, en un incidente grabado por asistentes y luego divulgado por medios estadounidenses.

Por ese hecho, McGraw fue acusado de agresión y conducta desordenada.

Trump dijo el fin de semana que estaba sopesando costear los gastos legales de McGraw.

El multimillonario y sus tres contrincantes, Marco Rubio, Ted Cruz y John Kasich, enfrentaban este martes una jornada decisiva en las primarias republicanas, con votaciones en cinco estados que podrían acortar considerablemente el camino de Trump a la nominación de su partido para las presidenciales de noviembre.

Del lado demócrata, la favorita Hillary Clinton busca en el nuevo "supermartes" ampliar su ventaja sobre Bernie Sanders.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.