AFP internacional

El logo de Uber, el 10 de marzo de 2017, en sus oficinas de Hong Kong

(afp_tickers)

El número dos de Uber Emil Michael dejó sus funciones en la empresa, según fuentes cercanas al caso este lunes, en momentos en que la compañía contempla una reforma de la dirección y se enfrenta a acusaciones de sexismo y de acoso.

"Ayer (domingo) fue mi último día en Uber", escribió Emil Michael en un mensaje dirigido a los empleados que fue publicado por el New York Times, cuando la compañía se dispone a publicar el martes una serie de recomendaciones para hacer frente a los escándalos que le rodean.

Fuentes próximas al caso confirmaron esta información a la AFP, así como el nombramiento en el consejo de administración de un directivo de Nestlé, Wan Ling Martello, como había anunciado el Wall Street Journal.

Emil Michael, cercano al controvertido presidente de Uber, Travis Kalanick, está acusado de ser responsable de la cultura de empresa agresiva y sexista impuesta en la empresa y denunciada por los trabajadores.

Este gigante del transporte de pasajeros contempla una reforma de la dirección que incluye el eventual remplazo de su presidente ejecutivo, y se dispone a publicar el martes los resultados de una investigación independiente sobre mala conducta y practicas éticas.

La startup de San Francisco, que opera en docenas de países, lanzará dicho informe, preparado por el exfiscal general estadounidense, Eric Holder, el martes, según fuentes próximas al caso.

El consejo de Uber se reunió el domingo con Holder y el consultor Tammy Albarran para discutir los resultados y "votaron por unanimidad adoptar todas las recomendaciones" del informe, de acuerdo a la misma fuente.

Las recomendaciones no fueron dadas a conocer inmediatamente, pero Uber se encuentra bajo presión para poner freno al estilo de gestión sin limitaciones de su presidente Travis Kalanick, y reformar una cultura del trabajo criticada por discriminación y prácticas despiadadas.

Uber también se enfrenta a cuestionamientos acerca del uso encubierto de programas de evasión de regulaciones y de tácticas aparentemente encaminadas a perturbar a rivales en el negocio del transporte compartido.

Según algunos informes, el consejo está considerando la propuesta de mantener apartado a Kalanick durante unos meses por "licencia".

- Momento de la verdad -

"Podemos decir que esta semana será la semana en la que por fin sabremos cómo están de comprometidos Travis Kalanick y el resto del grupo de directivos de Uber con un cambio cultural significativo", estimó Jan Dawson, un analista de la firma Jackdaw Research.

Este informe llega tras una serie de revelaciones comprometedoras para la compañía en los últimos meses.

El pasado martes la compañía informó que había despedido a 20 empleados, después de 215 quejas en el seno de la empresa referidas a acoso sexual o discriminación.

El director técnico del grupo, Amit Singhal, fue forzado a renunciar tras ocultar la queja por acoso sexual que le había dirigido Google, su empleador anterior, y otro funcionario, Jeff Jones, dejó su cargo en marzo, unos seis meses después de haber sido contratado por Uber, por desacuerdos sobre la estrategia del grupo.

En febrero, Waymo, la filial de Alphabet (Google) a cargo del desarrollo de coches autónomos, acusó a uno de sus exdirectivos, Anthony Levandowski, de haber robado información técnica cuando se separó de la empresa para fundar su propia compañía, Otto, posteriormente adquirida por Uber.

Uber anunció a fines de mayo que había despedido a Levandowski, acusándolo de no querer cooperar con la investigación que se abrió como resultado de este litigio.

También en el frente legal, el gobierno de Estados Unidos abrió una investigación penal contra Uber, bajo sospecha de haber utilizado un software para que sus conductores eviten ser detectados por las autoridades en las áreas donde sus coches no pueden trabajar.

Presente en 500 ciudades en el mundo, Uber enfrenta con regularidad problemas legales con sus conductores (mal pagados en Nueva York), con los taxis (en Argentina, Francia, Polonia, España...) o con las autoridades de los países pertinentes.

En mayo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea estimó que la compañía debe tener licencias y autorizaciones tal como los taxis regulares para poder ejercer, cuestionando el modelo de negocio del grupo.

Uber, que comenzó en 2010, no cotiza en Bolsa pero está valorada en 70.000 millones de dólares, en base a la captación de fondos realizada entre los inversores.

AFP

 AFP internacional