Navigation

El príncipe Guillermo y Catalina visitan la República de Irlanda

El príncipe Guillermo de Inglaterra y su esposa, la duquesa Catalina de Cambridge, visitan una aldea en el Valle de Bumburate, en el norte de Pakistán, el 16 de octubre de 2019 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 03 marzo 2020 - 11:17
(AFP)

El príncipe Guillermo y su esposa Catalina emprenden este martes una visita a la República de Irlanda tres semanas después del histórico avance electoral del Sinn Fein, exbrazo político del IRA y favorable a la reunificación con la provincia británica de Irlanda del Norte.

Durante la visita de tres días, el nieto de Isabel II de Inglaterra -segundo en la sucesión al trono- y su esposa se entrevistarán con el presidente irlandés Michael D. Higgins y el primer ministro saliente Leo Varadkar que, tras su derrota en las elecciones del 8 de febrero, está en funciones a la espera de la formación de un nuevo ejecutivo.

Los duques de Cambridge depositarán una ofrenda floral en el Jardín del Recuerdo, que rinde homenaje a quienes murieron en la lucha por la independencia.

Toda Irlanda estuvo bajo dominio británico hasta la sangrienta guerra de independencia que terminó en 1921 con la partición de la isla, cuyo norte sigue siendo una provincia del Reino Unido.

Las visitas de los miembros de la familia real británica fueron durante mucho tiempo imposibles debido a la amenaza de grupos armados como el IRA (Ejército Republicano Irlandés), una formación paramilitar ferozmente opuesta a la presencia británica en la isla.

Un tío bisabuelo del príncipe Guillermo, Louis Mountbatten, el último virrey de la India, fue asesinado en 1979 por una bomba colocada bajo su barco por el IRA. Fue mentor del príncipe Carlos, el padre de Guillermo.

Con la promesa de defender la unificación irlandesa por medios pacíficos, el IRA puso fin a la violencia en 1997, tras tres décadas de un sangriento conflicto que dejó 3.500 muertos en ambos bandos.

Tras el retorno de la paz, gracias al acuerdo del Viernes Santo de 1998, Isabel II pudo realizar una visita de Estado en 2011, convirtiéndose en la primera monarca británica en pisar el suelo de lo que hoy es la República de Irlanda desde la llegada al trono de su abuelo Jorge V un siglo antes.

La visita de Guillermo y Catalina tiene lugar en un momento sin precedentes en la vida política irlandesa.

En un país hasta ahora dominado por dos grandes partidos centristas, el republicano Sinn Fein, considerado en su día brazo político del IRA, logró un avance histórico en las elecciones legislativas, convirtiéndose en la segunda formación del país.

Si logra formar gobierno, promete un referéndum sobre la unificación de la isla en un plazo de cinco años. Pero sin mayoría y sin acuerdo de coalición, el país está sin un nuevo gobierno.

Es también un momento delicado para la corona británica, que se vio recientemente sacudida por el abandono de las funciones oficiales de la familia real por el príncipe Enrique, el hermano menor de Guillermo, y su esposa Meghan.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.