Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump (D), junto a su homólogo peruano Pedro Pablo Kuczynski en un encuentro en la Casa Blanca, en Washington, el 24 de febrero de 2017

(afp_tickers)

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, defendió el viernes una política de "abrir puertas y construir puentes" durante una reunión en Washington con su homólogo de EEUU, Donald Trump, quien llegó al poder con una agenda antiinmigratoria.

Primer líder latinoamericano que es recibido por el nuevo inquilino de la Casa Blanca, Kuczynski llegó a la capital estadounidense en medio de un debate sobre los recientes decretos de Trump que ordenan construir un muro en la frontera con México y facilitar la deportación de indocumentados.

"Tenemos en el mundo que abrir puertas y construir puentes", dijo Kuczynski, un liberal de derecha y exfuncionario del Banco Mundial, a periodistas tras la reunión.

Pero el mandatario peruano, quien antes del triunfo de Trump había denunciado el muro como "un crimen", evitó comentar sobre el proyecto y restó gravedad a las nuevas directrices migratorias en Estados Unidos.

Defendió la "calidad de los migrantes peruanos", afirmando que su país "no ha exportado criminales".

Trump y Kuczynski intercambiaron palabras de cortesía antes de entablar una discusión de menos de una hora entre las dos dispares personalidades en la Oficina Oval de la Casa Blanca.

"Respeto enormemente a Estados Unidos. Tenemos una relación excelente", dijo Kuczynski al inicio del encuentro junto a Trump, quien expresó el "gran honor" de recibir al líder peruano.

"Perú ha sido un vecino fantástico, hemos tenido una gran relación, mejor ahora que nunca antes", indicó el mandatario estadounidense de políticas proteccionistas.

- Cumbre de las Américas -

Pero el intercambio comercial presenta un desafío para las relaciones bilaterales: Trump aboga por políticas proteccionistas mientras que Kuczynski, un exbanquero, es un gran defensor del libre comercio.

El mandatario estadounidense, más preocupado por proteger la industria doméstica que por abrirse al comercio mundial, desvinculó a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico (TPP) promovido por Obama con otros 11 países, incluyendo Perú, Chile y México.

Kuczynski, quien ha dicho que sin Estados Unidos el TPP es "muy difícil", expresó su esperanza de que la Cumbre de las Américas en Lima el próximo año genere una "oportunidad de explorar otras opciones".

Trump ha denunciado que Estados Unidos tiene firmados acuerdos injustos y perjudiciales para sus intereses, pero Kuczynski subrayó que el tratado de libre comercio con Perú es superavitario para el país norteamericano.

El líder peruano reiteró la importancia de impulsar el crecimiento económico de América Latina, golpeada por los precios de materias primas, señalando que la región "necesita crecer más".

"Quizás tiene algunas ideas", bromeó Kuczynski. "Creo que sí", respondió el mandatario estadounidense.

Fue la primera reunión entre los líderes de los dos países, que comparten una canasta comercial de más de 13.000 millones de dólares, y un acuerdo de defensa.

Trump evocó la posibilidad de una compra de vehículos militares estadounidenses, pero Kuczynski colocó dudas sobre esa adquisición, acotando a periodistas tras la reunión que los "equipos militares no son una prioridad" de su gobierno, citando negociaciones "en desarrollo" para adquirir equipamiento de emergencias

- "Problema con Venezuela" -

Pero la cita en la Casa Blanca arrancó con un asunto regional: la situación en Venezuela.

"Tenemos un problema con Venezuela. Lo están haciendo muy mal", dijo Trump apenas arrancando la reunión.

Pero luego ante periodistas, el mandatario peruano acotó que el tema venezolano fue solo mencionado "tangencialmente".

Perú aboga por la creación de un grupo internacional de países en apoyo de la población venezolana, agobiada por la falta de alimentos y medicinas, y una inflación proyectada por el FMI en 1.660% para 2017.

Previamente en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, Kuczynski había alertado sobre el "peligro de una emigración masiva" de venezolanos hacia otros países de la región, dijo a periodistas tras reunirse con el secretario general Antonio Guterres.

Washington y Lima han coincidido en sus duras críticas hacia Caracas, incluyendo un llamado a liberar al dirigente opositor venezolano Leopoldo López.

La reunión estuvo rodeada de la coyuntura causada por la eventual deportación a Perú del expresidente peruano Alejandro Toledo, pero los mandatarios tocaron el tema "no más que unos segundos", dijo Kuczynski.

Toledo, acusado por la justicia peruana de haber aceptado 20 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, estaría en California, donde es profesor visitante en la Universidad de Stanford.

El líder peruano recibirá el sábado la medalla James Madison, la máxima condecoración de la Universidad de Princeton, donde cursó estudios de postgrado.

AFP