Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente estadounidense Barack Obama saluda a su homólogo argentino Mauricio Macri en la Casa Rosada en Buenos Aires el 23 de marzo de 2016

(afp_tickers)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, apoyó el miércoles en Buenos Aires el empeño de su par Mauricio Macri en ejecutar reformas económicas que lleven a Argentina a recuperar liderazgo en la región y el mundo, tras una década de roces con los gobiernos de centroizquierda de los Kirchner.

"Tomamos nota de los cambios, el mundo se ha dado cuenta también. Con el presidente Macri, Argentina está retomando su rol tradicional de liderazgo en la región y el mundo", dijo Obama en conferencia de prensa junto a Macri en la Casa Rosada (gobierno).

Al iniciar una visita de dos días a la tercera economía latinoamericana, dijo que "Estados Unidos y Argentina pueden ser fuertes socios globales para promover los valores universales que compartimos".

Macri es un liberal y promercado, antítesis de los gobiernos de Cristina y Néstor Kirchner (entre 2003 y 2015) que alentaron el papel del Estado con regulación de la iniciativa privada.

Obama consideró las primeras medidas económicas de Macri como un "ejemplo" regional, desde que asumió el pasado 10 de diciembre.

"Estoy impresionado porque él (Macri) se ha movido rápidamente con muchas de las reformas que prometió para generar un crecimiento económico sustentable e inclusivo, para reconectar a Argentina con la economía global y la comunidad mundial", agregó.

Macri agradeció de su lado a Obama haber ordenado desclasificar archivos militares y de inteligencia en EEUU sobre la última dictadura (1976-1983).

"Ahora que se conmemora (el jueves) 40 años del golpe militar que consolidó el capítulo más oscuro de nuestra historia, quiero agradecer la desclasificación de archivos", dijo Macri.

Organismos de derechos humanos se lo habían solicitado a Washington. Estados Unidos había desclasificado miles de documentos en 2002, pero aún faltaban archivos.

Obama rendirá homenaje a los millares de víctimas de la dictadura el jueves en una visita al Parque de la Memoria, aunque sin la presencia de los organismos que participarán en una marcha multitudinaria de evocación del golpe de Estado.

- Mate y bicicleta -

Macri consideró la visita de Obama "como un gesto de amistad frente a un nuevo cambio" en Argentina.

Dijo también que comparte con Obama la mirada sobre los retos del siglo XXI y afirmó que el liderazgo de su par estadounidense era una inspiración para emprender "cambios con audacia y convicción".

Al resumir los acuerdos firmados en Buenos Aires, Macri destacó el de "potenciar el intercambio en educación, ciencia y tecnología, la creación de trabajo, aliento al comercio y las inversiones", además del combate al crimen organizado y lavado de dinero.

Ambos gobiernos firmaron incluso una declaración conjunta en apoyo a la OEA y al sistema interamericano de derechos humanos.

Luego, Obama habló a jóvenes argentinos, a quienes les contó que probó por primera vez el mate, la infusión tradicional rioplatense de la cual había leído en libros de Jorge Luis Borges y Julio Cortázar, y lamentó no haber podido conocer al astro Lionel Messi, que está en el país antes del partido con Chile.

Como 'souvenir' local Macri le regaló a Obama una bicicleta eléctrica hecha con tecnología argentina, y su esposa recibió de la primera dama argentina un poncho de vicuña, un camélido andino típico de sudamérica.

- "Autocrítica" -

Obama, acompañado de su esposa Michelle, sus hijas Sasha y Malia, y su suegra, llegó a Buenos Aires tras una visita histórica a Cuba, donde propuso borrar las marcas de la Guerra Fría.

En Argentina, donde no se percibe en la calle pasión a favor ni en contra de su presencia, se esperaba que Obama admitiera el cuestionado papel de Estados Unidos en el sanguinario régimen militar, impuesto hace cuatro décadas.

No lo hizo pero reconoció que "hicimos mucha autocrítica" por la cuestión de los derechos humanos en los años 70.

Paralelamente, el Vaticano confirmó que en pocos meses abrirá archivos relativos a la última dictadura por voluntad del papa Francisco.

Centenares de organizaciones humanitarias, sindicales y sociales marcharán el jueves para repetir el 'nunca más' a una dictadura y contra el acuerdo de pago que impulsa Macri para saldar una deuda multimillonaria con financistas conocidos como "fondos buitre".

Minoritarias agrupaciones de izquierda se movilizan el miércoles contra la presencia de Obama. "Fuera buitres de Argentina", decía la consigna.

- Mirar adelante -

Macri agasajará a Obama el miércoles con una cena en el Centro Cultural Kirchner, una de las últimas obras públicas inauguradas por Kirchner el año pasado.

La de Obama es la primera visita de un presidente estadounidense a Argentina tras el portazo que recibió George W. Bush en 2005 durante la Cumbre de las Américas.

En la cumbre naufragó el Tratado de Libre Comercio (ALCA) de Bush. Lideraron la resistencia los entonces presidentes Lula da Silva, Néstor Kirchner y Hugo Chávez.

Obama descansará el jueves en la villa turística de Bariloche (sudoeste).

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP