Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Fuerzas de seguridad iraquíes avanzan en Al-Buseif, al sur de Mosul, en plena ofensiva para retomar el control de esta ciudad, en manos de los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI), el 21 de febrero de 2017

(afp_tickers)

Las fuerzas de élite iraquíes entraron este viernes en un barrio del oeste de Mosul por primera vez desde el lanzamiento hace cuatro meses de una ofensiva para arrebatar esta ciudad iraquí al grupo Estado Islámico (EI).

En paralelo, la Fuerza Aérea iraquí bombardeó con "éxito" posiciones de EI en las regiones fronterizas de la vecina Siria, según el primer ministro Haider Al Abadi, que vinculó los objetivos apuntados a los sangrientos atentados cometidos por este grupo en Bagdad.

Responsable de terribles atrocidades y sangrientos atentados, el grupo ultrarradical está siendo atacado en ofensivas en Irak y en Siria con el objetivo de expulsarlo de las regiones logró controlar.

Pero pese a los reveses sufridos en los últimos meses, EI aún consigue golpear con fuerza.

El viernes, el grupo yihadista reivindicó el ataque suicida que mató a más de 50 personas, la mayoría civiles, cerca de la ciudad siria de Al Bab, que pocas horas antes los rebeldes y las tropas turcas habían retomado de manos de los yihadistas.

Por otra parte dos soldados turcos murieron en Al Bab en un atentado suicida separado.

Y en Irak, cerca de la frontera con Jordania, el grupo yihadista mató el viernes a 15 guardias fronterizos iraquíes, según responsables militares.

En Mosul, tras controlar totalmente el aeropuerto situado en la periferia suroeste, las fuerzas gubernamentales ingresaron el viernes en un barrio del oeste de la ciudad, entrando de lleno en territorio yihadista, su primer gran éxito en la operación lanzada el domingo para reconquistar la zona oeste de la segunda ciudad de Irak, de la que EI se apoderó en 2014.

- Rápido avance -

Sami al Aridhi, teniente de las unidades de élite antiterroristas, anunció que después de tomar la base de Ghazlani adyacente al aeropuerto y una aldea al sudoeste de la ciudad, sus hombres habían entrado en un barrio residencial del oeste de Mosul.

"Atacamos y retomamos el control total de la base de Ghazlani, así como Tal al Rayan (...) y estamos atacando el barrio de Al Maamun", declaró.

Los soldados y policías iraquíes encontraron poca resistencia por parte de los yihadistas en el aeródromo, inutilizado desde que EI expulsó al ejército de Mosul y de la región en junio de 2014, en una ofensiva relámpago que le permitió proclamar un "califato" a caballo entre Irak y Siria.

El teniente Aridhi informó que en la aldea de Tal al Rayan también se había producido un ataque suicida contra las tropas iraquíes, aunque sin causar víctimas, y que se habían encontrado otros tres vehículos con explosivos.

En el sector, podían oírse disparos de artillería y obuses, mientras que los aviones llevaban a cabo bombardeos, según corresponsales de la AFP.

Además del apoyo aéreo de la coalición internacional antiyihadista, liderada por Estados Unidos, en la línea de frente Washington respalda a las fuerzas de Bagdad con asesores militares.

- Bombardeos iraquíes en Siria -

Unos 2.000 combatientes de EI permanecen en la ciudad, según estimaciones de la inteligencia estadounidense.

La batalla por el oeste de Mosul se anuncia como una de las más sangrientas contra EI.

La ONU y las oenegés han expresado su preocupación por las 750.000 personas que habitan en ese sector de la ciudad, de los cuales cerca de la mitad son niños. Sus condiciones de vida son cada vez más precarias en esa zona aislada del exterior y a la que no llegan abastecimientos.

Todos los puentes sobre el río Tigris que une el este y el oeste de la ciudad han sido destruidos y según fuentes médicas y habitantes de la ciudad, los más débiles empiezan a morir de desnutrición y por la falta de medicamentos.

El viernes, la Fuerza Aérea iraquí bombardeó posiciones del grupo yihadista en la vecina Siria, según anunció el primer ministro Haider Al Abadi en un comunicado.

"Hemos ordenado al mando de la fuerza aérea bombardear las posiciones de los terroristas de Daesh (en los sectores) de Huseibeh y Bukamal, en territorio sirio", declaró, usando un acrónimo en árabe de EI.

La operación fue "un éxito", precisó antes de agregar, sin más detalles, que los blancos tenían relación con los recientes atentados de Bagdad.

Las fuerzas de élite iraquíes ingresaron el viernes en un barrio del oeste de Mosul en una ofensiva que constituye la primera gran victoria del gobierno en la operación contra el grupo yihadista Estado Islámico.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP