Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un transeúnte junto a una sucursal del gruop bancario HSBC en Hong Kong el 22 de febrero de 2016, cuando la entidad anunció un beneficio neto en 2015 un 1,2% menor

(afp_tickers)

El grupo bancario HSBC tuvo en 2015 un beneficio neto en retroceso de 1,2%, y una inesperada pérdida en el cuarto trimestre, anunció la entidad este lunes, incidiendo en los efectos de las turbulencias que afectan la economía mundial.

El beneficio neto del grupo fue de 13.520 millones de dólares el año pasado, según un comunicado enviado a la Bolsa de Hong Kong.

En el cuarto trimestre del pasado año, la entidad sufrió una pérdida antes de impuestos de 858 millones de dólares. El dato fue una gran sorpresa, ya que cinco analistas interrogados por la agencia Bloomberg apostaban de media por un beneficio antes de impuestos de 1.950 millones de dólares.

Además, el beneficio global antes de impuestos para 2015 fue de 18.900 millones de dólares, por debajo de la previsión de los analistas (21.800 millones).

El volumen de negocio del grupo por otro lado cayó un 2,36%, a 59.800 millones de dólares.

Pese a todo, en el comunicado el presidente del banco, Douglas Flint, calificó el desempeño del grupo de "globalmente satisfactorio".

"No esperábamos que tuvieran una pérdida" trimestral, reconoció un analista financiero, Jackson Wong, de Simsen Securities. "Creo que las pérdidas tienen que ver con el petróleo y las materias primas", añadió.

El 2015 fue un año complicado por el derrumbe de las cotizaciones de numerosas materias primas y en particular del petróleo. El fenómeno se debe en parte a la desaceleracion de la demanda en China, cuya economía está creciendo al nivel más bajo en 25 años.

Tampoco ayudaron los movimientos de pánico en las bolsas mundiales, especialmente en China.

Afectado por una serie de escándalos y resultados financieros decepcionantes, HSBC anunió en junio un ambicioso plan de reestructuración, que incluía la eliminación de 50.000 empleos y la cesión de sus actividades en Brasil y Turquía.

El consejero delegado, Stuart Gulliver, dijo este lunes en el comunicado que las medidas de reducción de costes ya estaban "teniendo un impacto".

No obstante, el grupo anunció que finalmente conservará sus actividades en Turquía. Por su lado, Flint indicó que la cesión de las actividades en Brasil está casi concluida.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP