Navigation

Iberia acuerda con los sindicatos un máximo de 1.427 bajas voluntarias

El presidente de la aerolínea española Iberia, Antonio Vázquez, durante una rueda de prensa en Madrid, el 21 de noviembre de 2013 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 24 julio 2014 - 13:34
(AFP)

La aerolínea española Iberia anunció este jueves un acuerdo con los sindicatos sobre un plan de partidas voluntarias que afectará a un máximo de 1.427 personas, entre pilotos y personal de tierra, y que no concierne a los tripulantes de cabina.

"Este acuerdo permite a Iberia continuar con su plan de transformación cuyo objetivo es introducir cambios estructurales permanentes en todas las áreas de negocio de la compañía, con el fin de que pueda crecer de forma rentable en el futuro", explicó IAG, el consorcio compuesto por Iberia y British Airways, en un comunicado. "En relación con el colectivo de tripulantes de cabina, no se verá afectado por este proceso", precisó.

Iberia anunció el 11 de julio este nuevo Expediente de Regulación de Empleo, de carácter voluntario, previsto por los acuerdos de marzo, para reducir sus efectivos en un número de empleados que podría afectar a 1.581 personas.

"Las bajas tendrán todas carácter voluntario", subrayó entonces la portavoz de la compañía, precisando que el plan incluiría prejubilaciones y partidas incentivadas.

Poniendo fin a meses de conflicto, en marzo y febrero Iberia llegó a acuerdos con sus colectivos de pilotos, tripulantes de cabina y personal de tierra para rebajar salarios y aumentar la competitividad de la aerolínea.

Anteriormente, el 13 de marzo de 2013, sindicatos y dirección ya habían llegado a un acuerdo para la supresión de 3.100 empleos, en el marco de un plan de reestructuración basado en reducir su plantilla permanente y su red comercial para lograr mayor rentabilidad.

Iberia, que el 31 de diciembre de 2013 contaba con unos 18.000 empleados, acumuló 850 millones de euros de pérdidas entre 2008 y 2012 debido, en particular, a la subida de precios de los carburantes y a la crisis económica en España.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.