Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Dos personas repostan combustible en una estación de servicio en Brooklyn, el 28 de octubre de 2016 en Nueva York

(afp_tickers)

La demanda mundial de petróleo creció más rápidamente de lo previsto en 2016, hasta los 1,5 millones de barriles por día (mbd), pero debería estancarse en 2017, en 1,3 mbd, según la Agencia Internacional de Energía (AIE) que constata asimismo una caída de la producción de la OPEP.

"Una vez más, revisamos al alza nuestras estimaciones con respecto al crecimiento de la demanda mundial de petróleo en 2016: vemos una progresión hasta los 1,5 mbd, la mayor parte de la revisión proviene de una demanda europea más robusta, principalmente en gas natural licuado (GNL) y diésel", observó la agencia en su informe mensual publicado este jueves.

La AIE estimaba en sus anteriores previsiones un alza para 2016 de 1,4 mbd. El alza, más fuerte que lo esperado, se explica por cifras más elevadas en el cuarto trimestre por un clima invernal particularmente rudo en el norte de Europa.

La AIE pronostica no obstante que en 2017 este crecimiento de la demanda se va a desacelerar un poco para llegar a los 1,3 mbd, en un contexto de alza anticipada de los precios de los productos petroleros, consecuencia de un aumento de los precios del crudo en 2017 y de la posibilidad de que el dólar estadounidense se aprecie.

La agencia indica por otra parte que la producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cayó en diciembre, luego de alcanzar niveles récord el mes anterior para establecerse en 33,09 mbd, en virtud del acuerdo sobre el límite de su oferta concluido por el cartel a fines de noviembre.

"La producción de petróleo crudo de la OPEP, que excluye a Indonesia, cayó de 320.000 barriles diarios en relación a su nivel récord para alcanzar los 33,09 mbd en diciembre tras una producción saudí en baja e interrupciones de producción en Nigeria que frenaron la oferta", señala la AIE que estima que esta reducción podría acentuarse aún más en enero.

"La reducción de la producción anunciada por la OPEP y 11 productores que no forman parte del cartel entró en la fase de ensayo y es muy pronto para darse cuenta del nivel de conformidad que se alcanzó", sopesó la agencia en su informe.

La agencia anticipa por el contrario una progresión de la producción de los países no OPEP en 2017, alentada por un aumento de los precios del petróleo que debería estimular la inversión, en particular entre los productores de petróleo de esquisto estadounidenses.

"Prevemos que la oferta no OPEP aumente en 385.000 barriles por día en 2017" debido a la subida de los precios por la reducción de la oferta, que estimularon un aumento de la inversión en Estados Unidos, vaticina la AIE.

AFP