Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Miembros de las fuerzas Democráticas Sirias (FDS) tansportan civiles cerca de Tabqa, en Siria, el 11 de mayo de 2017

(afp_tickers)

Las fuerzas apoyadas por Estados Unidos en Siria contraatacaron al grupo Estado Islámico (EI) en su bastión de Raqa, después de haber perdido un barrio estratégico, informó este sábado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

"Las fuerzas Democráticas Sirias (FDS) lanzaron la noche del viernes una contraofensiva para recuperar Al Senaa", en el este de Raqa, declaró Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

Las FDS habían expulsado al grupo EI de Al Senaa el 12 de junio, una semana antes de entrar en el gran bastión yihadista del norte de Siria.

Pero el EI les hizo retroceder a base de atentados con coche bomba y drones, antes de recuperar el barrio, el viernes.

"Fue el ataque más violento del EI por el momento", afirmó a la AFP una fuente en el seno de las fuerzas de élite sirias, que combaten en Raqa junto a las FDS.

Según esta fuente, el EI rodeó a unos 50 miembros de las fuerzas de élite -combatientes árabes apoyados por Washington y aliados de las FDS- antes de que los ataques aéreos de la coalición internacional quebraran el asedio.

Al Senaa es estratégicamente importante tanto para el EI como para las FDS, ya que el sector está situado a las puertas del centro de la ciudad, donde se encuentran los principales fuertes de los yihadistas.

"A estas alturas, las FDS recuperaron alrededor del 30% de Al Senaa. Hay enfrentamientos y ataques aéreos de la coalición en el barrio", declaró Abdel Rahman a la AFP.

Unos 2.500 yihadistas combaten en Raqa, según el general británico Rupert Jones, segundo comandante de la coalición internacional. La ONU calcula que cerca de 100.000 civiles estarían atrapados en la ciudad.

Raqa, tomada por los yihadistas en 2014, se convirtió en símbolo de las atrocidades del EI, además de una base para la planificación de atentados en el extranjero.

AFP