Navigation

Las coimas de Odebrecht generan investigaciones en varios países latinoamericanos

El logo de la constructora brasileña Odebrecht se exhibe en la villa olímpica de Rio de Janeiro, el 23 de junio de 2016 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 22 diciembre 2016 - 23:45
(AFP)

Varios países latinoamericanos anunciaron el jueves investigaciones judiciales, luego de que la constructora brasileña Odebrecht admitiera ante la justicia estadounidense haber pagado cientos de millones de dólares en sobornos para asegurarse contratos en la región.

Las reacciones país por país:

- Perú -

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, negó haber recibido dinero cuando era primer ministro del presidente Alejandro Toledo (2001-2006), y apoyó investigar la denuncia de sobornos de Odebrecht que se habrían registrado de 2005 a 2014.

"No recibí nada, ni sé nada (...) y estoy a favor de una profunda investigación", dijo a la prensa Kuczynski. "Hay que ver a quiénes se le pagó", precisó.

Empero, un fiscal reabrió el 14 de diciembre la investigación en la que incluyó a Kuczynski por supuestamente favorecer a Odebrecht para ganar una concesión. El caso había sido cerrado en septiembre.

En Perú, los pagos de la constructora brasileña fueron por 29 millones de dólares y se realizaron mediante empresas de propiedad del intermediario de las negociaciones, según los documentos judiciales estadounidenses. Los pagos también están relacionados con un proyecto de transporte lanzado en 2008.

- Ecuador -

El gobierno del presidente Rafael Correa, que en 2008 expulsó a Odebrecht, pidió a la fiscalía investigar los supuestos sobornos en el país, donde la empresa mantiene millonarios contratos.

Los documentos estadounidenses señalan que la firma pagó entre 2007 y 2016 unos 33,5 millones de dólares a funcionarios ecuatorianos.

En una nota, la presidencia pidió identificar a los funcionarios públicos involucrados como también a las personas que supuestamente operaron en nombre del gobierno.

Correa, en el poder desde 2007, expulsó a la firma brasileña en 2008 por irregularidades en la construcción de una hidroeléctrica. Tras un acuerdo, Odebrecht retornó en 2010 a Ecuador para asumir varias obras con el gobierno, que están en su etapa final.

- Colombia -

Colombia dijo que hará una investigación judicial y cancelará los contratos en los que se compruebe que Odebrecht pagó 11 millones de dólares para adjudicarse obras públicas entre 2009 y 2014, por las cuales ganó 50 millones de dólares.

Un funcionario colombiano no identificado recibió 6,5 millones de dólares, según documentos de la justicia estadounidense.

"El Estado colombiano no dudará de ninguna manera en tomar las decisiones necesarias para terminar de manera unilateral sus contratos y para evitar que Odebrecht siga teniendo negocios" en el país, dijo Camilo Enciso, secretario de Transparencia de la Presidencia.

- Argentina -

La Oficina Anticorrupción de Argentina dijo haberse contactado con fiscales e investigadores de Brasil para informarse sobre presuntos sobornos por 35 millones de dólares a funcionarios argentinos entre 2007 y 2015.

De su lado, la diputada opositora Margarita Stolbizer pidió al Ministerio Público una investigación preliminar sobre esos casos que se habrían registrado durante el gobierno de la presidenta Cristina Kirchner (2007-2015).

"Si en algún lugar estuvo focalizada la corrupción en gran medida en los últimos años, fue justamente en el Ministerio de Planificación de (el exministro) Julio De Vido", dijo al aludir al exfuncionario investigado en la justicia por supuestas irregularidades en contratos de obras públicas.

- Venezuela -

La Comisión de Contraloría del Parlamento venezolano –de mayoría opositora– dijo que investigará los supuestos sobornos a funcionarios del gobierno e intermediarios para conseguir contratos de obras públicas entre 2006 y 2015, durante los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Venezuela fue el segundo país (luego de Brasil) en recibir coimas más altas (98 millones de dólares) por parte de la constructora, a cambio de adquirir o mantener contratos de obras públicas.

- Panamá -

El gobierno de Panamá pidió procesar y sancionar a los funcionarios que habrían recibido más de 59 millones de dólares en sobornos de Odebrecht, informó una fuente oficial.

El Ministerio Público, de su lado, dijo que pedirá informaciones del caso a Estados Unidos.

Odebrecht habría sobornado entre 2010 y 2014 a burócratas e intermediarios, incluyendo un alto funcionario relacionado con obras de infraestructura. La empresa habría recibido a cambio beneficios por 175 millones de dólares.

- México -

La Secretaría de la Función Pública y la empresa estatal Petróleos Mexicanos informaron que investigan supuestos sobornos a funcionarios locales, que según la justicia estadounidense sumarían 10,5 millones de dólares.

Se inició "la recopilación de toda la información disponible, a fin de trabajar de manera conjunta en la atención de estos señalamientos", señaló un comunicado gubernamental.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.