Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, habla ante la Cámara de Representantes, el 12 de julio de 2017 en el Capitolio

(afp_tickers)

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, reiteró el miércoles su posición a favor de subir gradualmente las tasas de interés cuando el crecimiento económico de Estados Unidos parece aumentar en el segundo semestre.

Durante su comparecencia bianual ante la Cámara de Representantes, Yellen añadió que "los posibles cambios" de política económica previstos por el presidente Donald Trump son "una fuente de incertidumbre".

Yellen, una demócrata de 70 años criticada por Trump durante la campaña electoral y cuyo mandato termina en febrero de 2018, fue interrogada varias veces sobre su sucesión. Respondió que por el momento no ha considerado el tema.

"Por cierto que lo discutiré con el presidente", dijo.

Informes de prensa señalaron el miércoles que Gary Cohn, ex numero dos del banco Goldman Sachs, está entre los favoritos de la Casa Blanca para relevar a Yellen. Cohn, de 56 años, es el principal consejero económico de Trump.

Yellen pintó un cuadro bastante optimista sobre la mayor economía mundial, la cual, dijo, debería "seguir creciendo a ritmo moderado en los próximos dos años".

Sostuvo que con ese panorama las tasas de interés, que actualmente están entre 1% y 1,25%, "no deberían ser mucho más altas".

Tras señalar que el crecimiento estadounidense parece ser mayor en el segundo trimestre, Yellen dijo que "probablemente sean apropiados nuevos aumentos de tasas en los próximos dos años para sostener la expansión".

- Economía mundial, una fuente de apoyo -

Poco después de su testimonio en el Congreso la Fed divulgó un informe que muestra que la mayoría de las regiones de Estados Unidos tuvieron crecimiento "entre leve y moderado" aún cuando numerosas empresas dijeron que tienen que ofrecer mayores salarios para atraer mano de obra calificada.

Yellen se congratuló por "el fortalecimiento del crecimiento en el exterior" porque lo consideró un apoyo para producción manufacturera y las exportaciones estadounidenses.

"La economía mundial se recupera. Fue una fuente de debilidad antes de ser una fuente de apoyo", señaló.

Tras un primer trimestre en el que la expansión económica en ritmo anual fue de apenas 1,4%, en el segundo trimestre "el crecimiento parece haber rebotado" gracias a los gastos de los consumidores, la confianza de los hogares y las mejoras en el empleo, subrayó.

La primera estimación del PIB del segundo trimestre se espera para el 28 de julio.

Yellen no pareció estar inquieta porque la inflación anual esté en 1,4%, por debajo de la meta de 2% de la Fed. Atribuyó el enlentecimiento de la inflación a factores "provisorios" que atribuyó a "inusuales reducciones de precios de algunos productos".

Yellen volverá el jueves al Congreso pero para rendir un informe similar a los Senadores. El que brindó en la jornada fue bien recibido en Wall Street cuyos índices terminaron en alza; en especial el Dow Jones, el cual llegó a un récord.

La titular de la Fed mantiene "un tono cauteloso", dijo Mickey Levey, economista jefe de Berenberg Capital Markets, quien advirtió el énfasis que puso la funcionaria en que la baja inflación deja abierta la puerta a una pausa tras las dos aumentos de tasas dispuestos este año.

AFP