Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente chino, Xi Jinping, ofrece un discurso durante la celebración del Foro Económico Mundial de Davos, el 17 de enero de 2017 The global elite begin a week of earnest debate and Alpine partying in the Swiss ski resort of Davos on Tuesday, in a week bookended by two presidential speeches of historic import.

(afp_tickers)

La élite política y económica mundial se reunió de nuevo este año en la estación suiza de Davos, en un contexto de rechazo al 'status quo' y marcado por la llegada de Donald Trump.

Esto son los cinco temas clave de la edición 2017.

- China, defensora de la globalización

El presidente comunista chino Xi Jinping vino a Suiza a defender el libre comercio y la globalización en un esperado discurso, en el quiso erigirse como alternativa a la visión proteccionista de Trump.

Xi, el primer presidente chino en participar en el foro, dijo que "no sirve para nada culpar a la globalización de los problemas del mundo".

El mensaje fue bien acogido por los participantes en Davos, mientras que los grandes empresarios chinos, como Wang Jianling, el hombre más rico del país, y Jack Ma, también millonario y creador de Alibaba, expresaron su interés en seguir invirtiendo masivamente en compañías extranjeras.

- El descontento del pueblo -

Tras un 2016 protagonizado por el 'sí' de los británicos al Brexit y el rechazo a las élites que supone la elección de Trump, muchas sesiones en Davos intentaron buscar las razones de este rechazo.

No es casualidad si el lema oficial de esta edición fue el "liderazgo receptivo y responsable", con la "cólera de las clases medias" (el título de una de las sesiones) como telón de fondo.

"Es un error no reconocer que la clase media de mi país y en otros países está preocupada porque el gobierno no lucha por ella", afirmó el exsecretario del Tesoro estadounidense, Lawrence Summers.

- El Brexit -

La primera ministra británica, Theresa May, dio el jueves ante un auditorio de empresarios nueva información sobre su plan para aplicar la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

May dijo que su país está "abierto al mundo de los negocios" a pesar de que tiene previsto salir del mercado único europeo pero prometió nuevos acuerdos comerciales por todo el mundo.

- Robotización y empleo -

También preocupa lo que el foro de Davos ha definido como la Cuarta Revolución Industrial, es decir el impacto de la tecnología, en particular en el trabajo.

Los robots industriales ya están destruyendo puestos de trabajo en las fábricas del mundo occidental y los expertos auguran que se perderán millones de empleos de cuello blanco si no se toman medidas.

"Cada vez hay más automatismos en todos los dominios", advirtió Missy Cummings, experta en robótica, citando los coches sin conductor como una de las tecnologías que revolucionará nuestra vida diaria.

"La realidad es que no podemos seguir escondiéndonos como una avestruz", afirmó.

- Desigualdad -

Como cada año, la oenegé Oxfam publicó justo antes del foro un informe sobre el aumento de las desigualdades entre ricos y pobres que revela que los ocho hombres más adinerados del mundo (entre ellos el fundador de Microsoft, Bill Gates, y el de Facebook, Mark Zuckerberg) poseen el equivalente de la riqueza de la mitad del planeta.

"La igualdad está en todas las conversaciones de Davos y quizás se convertirá en la nueva palabra de moda", esperó la ministra sueca de Finanzas, Magdalena Andersson.

Por su parte la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, reconoció que hasta ahora su institución y muchos economistas "no se han preocupado de estas cosas".

AFP