Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Beppe Grillo, líder el partido italiano Movimiento 5 Estrellas (M5S), da un discurso el 2 de diciembre de 2016, durante un mitin a propósito del referéndum constitucional celebrado dos días después

(afp_tickers)

Los liberales europeos rechazaron este lunes un proyecto de alianza en el Parlamento Europeo con el Movimiento Cinco Estrellas (M5S) italiano antieuro, una asociación inesperada que hacía rechinar los dientes a la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE).

"Llegué a la conclusión de que no existen garantías suficientes para concluir un programa común en vistas de reformar Europa", afirmó este lunes de tarde el presidente de la ALDE, Guy Verhofstadt, en un comunicado.

"No existen suficientes puntos de acuerdo para dar curso a la demanda del Movimiento Cinco Estrellas para integrarse en la ALDE. Subsisten demasiadas divergencias respecto a asuntos europeos esenciales", subrayó Verhofstadt, quien se presentará el 17 de enero a la presidencia del Parlamento Europeo para suceder al socialdemócrata alemán Martin Schulz.

Entre domingo y lunes, la mayoría de los militantes (78,5%) del M5S, votó por abandonar el grupo Libertad y Democracia Directa (EFDD) para pasar al ALDE.

El movimiento italiano se mostró partidario de romper con el grupo parlamentario en el que también participaban los eurodiputados británicos del antieuropeo Partido para la Independencia del Reino Unido (UKIP).

Ante el resultado, varios activistas manifestaron su escepticismo por el sorprendente cambio de posición política del M5S, que abogaba hasta hace poco por la salida de Italia de la zona euro a través de un referéndum, y que ahora buscaba aliarse con uno de los grupos más europeístas del Parlamento Europeo, que apoya la moneda única y la integración europea.

Para el cómico Beppe Grillo, fundador y líder del movimiento, quien consideraba en 2015 como un "impresentable" a Verhofstadt, no se trata de una contradicción y prometió que mantendría su autonomía en caso de integrarse a este grupo parlamentario.

ALDE se hubiese convertido en la tercera fuerza política en el Parlamento Europeo, detrás del Partido Popular Europeo (PPE, centroderecha) y el grupo de los Socialistas y Demócratas.

"Permanecer en el grupo EFDE los próximos dos años y medio era formar parte de una alianza sin un objetivo político común", escribía Beppe Grillo en su blog, al explicar la ruptura con la formación del líder político británico Nigel Farage. Éste, que abogó por la separación del Reino Unido de la Unión Europea, deberá abandonar el Parlamento Europeo con la salida del mismo.

AFP