Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un trabajador superviviente de la explosión en la planta de Pemex se detiene ante el ataúd de un compañero muerto, el viernes 22 de abril en Coatzacoalcos, al este de México

(afp_tickers)

El número de trabajadores fallecidos por la explosión en la planta de Pemex ubicada en Veracruz (este de México) pasó de 24 a 28 personas, informó la petrolera estatal mexicana.

"Lamentablemente, fueron encontrados los cuerpos de cuatro personas más, por lo que el total de fallecidos confirmados es de 28", señaló Petróleos Mexicanos en un comunicado emitido el viernes por la noche.

La empresa señaló que 25 cuerpos han sido entregados a sus familiares, mientras que otros tres cadáveres que no se han podido identificar serán sometidos a pruebas de ADN.

Una fuerte explosión, con una onda expansiva de un radio de unos 200 metros, ocurrió el miércoles en la planta de Pajaritos, una vieja petroquímica que produce policloruro de vinilo, ubicada en Coatzacoalcos, en la región de Veracruz.

Esta planta es operada por Pemex en alianza con la empresa privada Mexichem. El director de Pemex, José Antonio González Anaya, atribuyó el accidente a una fuga de gases en uno de los conductos de un área que se encontraba en rehabilitación, que encontró un punto de inflamación e ignición.

Según testimonios de trabajadores que lograron salir del complejo, en el momento de la explosión se encontraban en el lugar unos 200 obreros.

Varias de las víctimas trabajaban colgados con arneses en una torre que estaba en mantenimiento y de la cual no alcanzaron a bajar en el momento del siniestro.

Pemex señaló que continuarán trabajando para acceder a la zona cero del desastre, adonde los equipos de rescate aún no han podido llegar.

Aunque "se trata de una área relativamente pequeña, se prevé que la complejidad para acceder de manera segura se traducirá en un avance más lento de la tarea" de rescate, indicó la petrolera. Al menos 18 trabajadores permanecen hospitalizados, añadió Pemex.

En los últimos años se han registrado distintos percances en instalaciones de Pemex, ya sea por accidentes dentro de las plantas o por explosiones en conductos de gasolina que son perforados por grupos criminales que trafican con este combustible.

Uno de los peores siniestros ocurrió en enero de 2013, cuando 37 personas murieron por un estallido en la sede de Pemex en Ciudad de México. En septiembre de 2012, fallecieron 30 trabajadores por una explosión de gas en una planta de la ciudad de Reynosa (noreste del país).

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP