Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens (D), presenta un informe económico el 1º de marzo de 2017 en Ciudad de México

(afp_tickers)

El banco central de México subió este jueves su tasa de interés de referencia en 25 puntos base a 7%, su nivel más alto desde febrero de 2009, para controlar una creciente inflación y en línea con el reciente aumento de las tasas de Estados Unidos.

"Con el objeto de fortalecer el anclaje de las expectativas de inflación (...), la mayoría de la Junta de Gobierno ha decidido aumentar el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en 25 puntos base, a un nivel de 7%", indica un informe de la institución.

El de este jueves es el séptimo aumento consecutivo y la tasa de interés quedó en su nivel más alto desde febrero de 2009, cuando se situó en 7,5% en plena crisis financiera global.

En mayo, la inflación en México alcanzó una tasa interanual de 6,16%, su mayor nivel desde abril de 2009, principalmente debido al aumento en precios de las gasolinas y algunas mercancías y productos agropecuarios.

El Banco de México aseguró que "seguirá muy de cerca la evolución de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas de mediano y largo plazo, en especial del traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio y de los incrementos en los precios de los energéticos".

La tasa a 7% "es congruente con el proceso de convergencia eficiente de la inflación al objetivo de 3%. No obstante, ante los riesgos que siguen presentes, la Junta estará vigilante", añadió.

De su lado, la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos aumentó la semana pasada en 0,25 punto porcentual las tasas de interés a entre 1,00% y 1,25%, e indicó que probablemente habrá otro aumento este año pese a débiles datos económicos.

El banco central de México elevó el 31 de mayo su pronóstico de crecimiento económico para este año, ubicando su estimado para el Producto Interno Bruto (PIB) de 2017 en un rango de 1,5% a 2,5%, frente al estimado anterior de 1,3% a 2,3%.

La revisión llegó después de que el ministerio de Hacienda subiera su estimado tras un desempeño económico mejor a lo esperado en el primer trimestre, y pese a que subsisten riesgos para México, especialmente la incertidumbre sobre la renegociación del Tratado de libre Comercio que mantiene con Estados Unidos y Canadá (TLCAN).

El PIB de México creció un 0,7% en el primer trimestre del año frente al periodo inmediato anterior.

AFP