Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente francés, Emmanuel Macron (izq), con el presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita, en la cumbre del G5 Sahel en Bamako, el 2 de julio de 2017

(afp_tickers)

El presidente francés, Emmanuel Macron, prometió su ayuda este domingo al G5 Sahel para el despliegue de una fuerza conjunta antiyihadista y les pidió demostrar su eficacia, durante una cumbre en Bamako en la que acordaron un presupuesto de 423 millones de euros.

El G5 había reactivado el proyecto de creación de esta fuerza durante una cumbre en febrero ante la degradación de la situación en el centro de Malí.

La fuerza, que se desplegará inicialmente en los confines de Malí, Burkina Faso y Níger, se sumará a la operación francesa Barkhane, que combate a los yihadistas en el Sahel, y a la Misión de la ONU en Mali (Minusma).

"Cada uno de nuestros Estados [Malí, Níger, Burkina Faso, Mauritania y Chad] hará un esfuerzo de 10 millones de euros", subrayó el presidente maliense, Ibrahim Bubacar Keita, en una rueda de prensa con Macron.

"La cuestión de la financiación ocupó casi todo el tiempo" de las negociaciones, celebradas a puerta cerrada, declaró. "La financiación que evaluamos es de 423 millones de euros", precisó.

El mandatario maliense recibió en la cumbre del G5 Sahel a sus pares Idriss Déby Itno (Chad) Mohamed Uuld Abdelaziz (Mauritania), Roch Marc Christian Kaboré (Burkina Faso) y Mahamadu Isufu (Níger), a quienes luego se sumó Macron.

La Unión Europea prometió 50 millones de euros, "el inicio de un compromiso a largo plazo" que Francia propiciará, dijo Macron durante la cumbre. En los próximos meses está prevista una conferencia de donantes.

Francia proporcionará 70 vehículos tácticos y un apoyo operacional, anunció Macron. "Es un esfuerzo equivalente a más de 8 millones de euros hasta finales de año".

Macron se mostró esperanzado en que, el 13 de julio, el Consejo franco-alemán en París permita a esos dos países "anunciar compromisos comunes en torno a esta alianza".

Pero "depende de ustedes y de sus ejércitos convencer de que el G5 puede ser eficaz, dentro del respeto de las convenciones humanitarias", dijo Macron.

El 21 de junio, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó una resolución que "saluda" el despliegue de esta fuerza antiyihadista, pero sin concederle mandato ni fondos.

- "Fingir que se actúa" -

La cuestión financiera es particularmente sensible, pues el presidente chadiano, cuyo país ya participa en la Minusma y en la fuerza multinacional contra el grupo nigeriano Boko Haram, amenazó con retirarse de este proyecto por razones presupuestarias.

En un nuevo desafío a los dirigentes del G5, la principal alianza yihadista del Sahel, vinculada a Al Qaida, difundió el sábado un vídeo con la prueba de vida de seis extranjeros secuestrados en Malí y Burkina Faso entre 2011 y 2017, entre ellos la monja colombiana Gloria Cecilia Narváez.

Esta misma alianza reivindicó el atentado del 18 de junio contra un complejo turístico cercano a Bamako en el que murieron nueve personas, incluyendo cinco atacantes.

La lealtad de varios movimientos yihadistas del Sahel a Al Qaida o al grupo Estado Islámico "lleva a nuestra región a un campo de confrontación mundial", destacó el presidente maliense.

"Cada día tenemos que enfrentar terroristas, delincuentes y asesinos", afirmó Macron, pero "se han alimentado de nuestras debilidades, de nuestras hipocresías, de los complejos del pasado, de nuestra ineficacia colectiva".

El presidente francés exhortó a que a partir de ahora se evite "no hablar de los verdaderos problemas y fingir que se actúa".

En este sentido, presionó a los dirigentes del G5 para llevar a cabo "reformas institucionales y esfuerzos de gobernanza"

A Keita le volvió a solicitar, como ya hiciera en mayo, la "completa aplicación del acuerdo de paz" de mayo-junio de 2015.

Desde marzo de 2012, el norte de Mali se encuentra en manos de grupos yihadistas vinculados a Al Qaida. Fueron en buena medida expulsados por una intervención militar internacional lanzada en 2013 por iniciativa de Francia.

Sin embargo, existen zonas que escapan al control de las fuerzas malienses, francesas o de la ONU, regularmente blanco de ataques.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP