Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Angela Merkel y Emmanuel Macron en Bruselas, el 23 de junio de 2017

(afp_tickers)

Emmanuel Macron y Angela Merkel utilizaron este viernes la esperada primera cumbre europea del presidente francés para lanzar un claro mensaje: la pareja franco-alemana está lista para liderar el impulso de una UE post-Brexit.

"Cuando Francia y Alemania hablan con una sola voz, Europa puede avanzar", aseguró el flamante jefe de Estado galo en una inusual rueda de prensa conjunta con la canciller alemana, ante una sala abarrotada de periodistas al término de un encuentro de dos días con sus 26 socios.

Para la veterana líder germana, de 62 años, la rueda de prensa mostraba la voluntad de "encontrar juntos soluciones a los problemas". "No puede haber una solución pertinente, si no es pertinente para Francia y Alemania", apuntó su homólogo de 39 años.

Arropados por banderas de la UE, Francia y Alemania, su conferencia de prensa conjunta llega exactamente en el primer aniversario de la victoria del Brexit en un referéndum en Reino Unido que sumió al bloque en su mayor crisis política reciente.

Pero un año después, los europeos llegaban a esta cumbre con la confianza recobrada en su futuro a 27, tras la victoria de Macron contra uno de los símbolos del euroescepticismo en Europa, Marine Le Pen, y en un contexto de recuperación económica en el bloque.

Refuerzo de capacidades militares en el continente, lucha antiterrorista, compromiso con el Acuerdo de París sobre clima, política comercial... son solo algunos de los aspectos que la pareja de moda en la UE quiere llevar adelante conjuntamente.

"Es más que un símbolo, es una verdadera ética de trabajo", subrayó Macron justificando su aparición junto a Merkel, que pone de relieve el peso del eje francoalemán en un bloque actualmente a 28 nacido de los escombros de la Segunda Guerra Mundial.

Preguntado por si este vínculo deja en un segundo plano al resto de países, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, respondió que "a nadie", asegurando que la aparición al lado de la canciller alemana se debe a que es el primer Consejo Europeo para "el señor Macron".

- 'La nueva estrella de Europa' -

Para políticos, periodistas... Macron es "la nueva estrella de Europa", el centro de todas las miradas en su primera cumbre.

"Todos los europeístas lo ven con buenos ojos", asegura el corresponsal de Radio Nacional de España, Antonio Delgado, para quien "es un Obama a la europea pero sólo para las élites".

Un diplomático europeo destacó, por su parte, la capacidad del presidente francés para "criticar a su propio país" y reconocer "la necesidad de hacer reformas en Francia, para mantener su credibilidad respeto a sus socios".

Sin embargo, no todo fueron elogios. Entre los representantes de Europa central y oriental, con quienes mantienen posiciones encontradas sobre la contratación de mano de obra de otros países, resonaban todavía sus comentarios en varios diarios europeos sobre que Europa no es un "supermercado".

Para Kasia Szymanska-Borginon de la radio privada polaca RMF, "Macron es muy populista, nosotros lo vemos como un Le Pen con un toque europeo, ya que acusa a los países del Este de dumping social y de malversaciones".

La primera ministra de Polonia, Beata Syzdlo, le urgió durante una reunión al margen de la cumbre a dejar de lado "estereotipos", a menudo percibidos como "ofensivos" y a una mayor prudencia en la elección de las palabras.

Incluso con su pareja de baile europeo, Angela Merkel, también mantiene alguna diferencia, en especial respecto a la reforma de la zona euro deseada por París, que suscita preocupación en los conservadores alemanes.

"No anunciamos cosas por adelantado que no podemos mantener", respondió la canciller preguntada por medidas concretas, antes de las elecciones legislativas previstas en su país en septiembre.

Pese a los ligeros desencuentros, la luna de miel entre los dirigentes de las primeras economías de las zona euro podrá continuar las próximas semanas, cuando se vean de nuevo con motivo de los funerales de Helmut Kohl, en el G20 de Hamburgo y para un consejo de ministros franco-alemán en julio.

AFP