Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La canciller alemana, Angela Merkel, entra a una sala de conferencias en Berlín, el 29 de junio de 2017

(afp_tickers)

La canciller alemana, Angela Merkel, advirtió del peligro del expansionismo económico de China y dijo que es favorable a un veto europeo de algunas inversiones chinas en el continente.

"China tiene una gran tradición de pensar en periodos históricos largos. Desde el punto de vista de Pekín, Europa es una península asiática", dijo Merkel en una entrevista al semanario económico Wirtschaftswoche.

Sin embargo, reconoció que muchos sectores "de la economía alemana dependen de China", lo que justifica un diálogo para conseguir "un desarrollo armonioso que sea beneficioso para todos".

Alemania está preocupada por las grandes inversiones chinas en Europa, como el caso de la compañía alemana de maquinaria Kuka, que el año pasado fue comprada por la china Midea por 4.600 millones de euros, lo que también implica la transferencia de tecnología alemana al gigante económico asiático.

En este sentido, Berlín apoya la propuesta de Francia de dar más poder a Bruselas para supervisar las compras de compañías europeas, sobre todo en sectores estratégicos, algo que rechazan países como Portugal, Grecia o España, que temen la caída en sus países de las inversiones extranjeras.

AFP