Navigation

Netanyahu, inflexible contra el espacio mixto en el Muro de los Lamentos

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, habla en la Asamblea General de la ONU, en Nueva York, el 19 de septiembre de 2017 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 20 septiembre 2017 - 21:11
(AFP)

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, mantiene su decisión de congelar la creación de un espacio de rezos mixto hombres-mujeres en el Muro de los Lamentos, en Jerusalén, se informó este miércoles.

"El primer ministro Benjamin Netanyahu consideró todos los aspectos de este asunto y decidió no discutir nuevamente" con su gabinete la creación de un espacio de rezos mixto reclamado desde hace casi un cuarto de siglo por los judíos liberales, precisó el martes en un comunicado el Ministerio de Justicia.

Tras una prolongada movilización de los judios liberales, entre los cuales la organización "Las mujeres del Muro", el gobierno israelí había aprobado el 31 de enero de 2016 la creación de un sector de rezos mixto hombres-mujeres en el sitio más sagrado del judaísmo.

Este espacio de plegarias se añadiría a los dos ya existentes gestionados por los judíos ultraortodoxos, uno exclusivemente para las mujeres, y otro, mucho más pequeño, únicamente para los hombres.

Pero ante la oposición de los partidos ultraortodoxos de su coalición, el primer ministro finalmente dio marcha atrás en esta decisión histórica y en junio decidió congelar el acuerdo para crear este espacio mixto.

Este cambio radical de actitud provocó la cólera de los movimientos judíos estadounidenses, la mayoría de los cuales adhiere a las corrientes liberales o reformistas.

ONG israelíes presentaron el caso ante la Corte Suprema del país, contestando la decisión de Netanyahu.

El 31 de agosto, ésta había recomendado al gobierno reconsiderar su decisión que congelaba la creación de este espacio de rezos, pero Netanyahu consideró la recomendación de no recibo.

"No hay ningún error en la decisión del gobierno de suspender" la creación de este espacio mixto, precisó el ministerio de Justicia en su respuesta a la Corte.

Ésta deberá pronunciarse nuevamente al respecto en enero próximo.

Más allá de la cuestión en sí misma, la creación de tal espacio habría puesto fin al monopolio de los judíos ultraortodoxos sobre el sitio del Muro de los Lamentos. Por lo tanto, habría permitido reconocer la pluralidad de las corrientes del judaísmo, consideran quienes pertenecen a los sectores liberales.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.