Navigation

Oregón, frustrado por la inacción federal ante la ocupación ilegal de un parque

Unos ocupantes se disponen a desmantelar un sistema de cámaras cerca del Parque Malheur, en Burns (Oregón, EEUU) el 15 de enero de 2016 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 23 enero 2016 - 16:53
(AFP)

Las autoridades de Oregón manifestaron el viernes su frustración porque las fuerzas del orden estadounidenses todavía no han intervenido para acabar con la ocupación ilegal de un parque que mantienen desde hace tres semanas unos rancheros armados.

"Ya va siendo hora de poner fin a esta locura", dijo en un comunicado el juez del condado de Harney Steve Grasty sobre la situación que se vive en el parque nacional de Malheur desde el sábado 2 de enero. "Estamos incrédulos ante el miedo del Gobierno federal de tomar acciones para terminar con esta ilegalidad de la que somos testigos", agregó.

El grupo de manifestantes antigubernamental, formado por ganaderos y también exmilitares, reclaman que la sociedad recupere las tierras de propiedad federal como las de Malheur.

Los ganaderos denuncian que las nuevas leyes para proteger el ecosistema entorpecen su profesión, en tanto defienden tener un derecho inalienable para que sus animales pasten en los terrenos del estado.

La gobernadora de Oregón, Kate Brown, envió el miércoles una carta sobre su descontento a la secretaria de Justicia, Loretta Lynch, y al director del FBI, James Comey, con la esperanza de llamar también la atención del presidente, Barack Obama. En ella denunció la presencia de "criminales armados que intimidan a los vecinos del condado de Harney (...) y buscan la confrontación". "Las negociaciones no han llegado a nada", apuntó.

El FBI indicó el jueves en un comunicado que trabajaba con las autoridades locales "para proteger la seguridad de la comunidad".

El diálogo de los agentes establecido con el líder del grupo, un popular ranchero llamado Ammon Bundy, ha fracasado totalmente.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo