Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Cédric Herrou, un agricultor francés acusado de ayudar a migrantes en situación irregular, se dirige a la prensa después de su juicio en Niza, el 4 de enero de 2017

(afp_tickers)

La fiscalía de Niza pidió el miércoles ocho meses de cárcel en suspenso contra un agricultor francés por haber ayudado a migrantes en situación irregular y haberles brindado refugio en su granja ubicada cerca de la frontera con Italia.

La justicia francesa acusa a Cédric Herrou, de 37 años, de haber "ayudado al ingreso, circulación y residencia en situación irregular" de migrantes. Ante la presidenta del tribunal de Niza, el agricultor reivindicó su acto, calificándolo de "político".

"Lo hago porque hay personas con problemas, lo hago porque hay que hacerlo. Hay gente que ha muerto en las autopistas, familias que sufren y un Estado que puso fronteras pero que no asume en absoluto las consecuencias", sostuvo este agricultor que se ha convertido en un héroe popular en Francia.

La granja de Herrou se encuentra en un valle en la frontera entre Francia e Italia, cerca de una ruta por la que pasan migrantes que buscan refugio en Europa, huyendo de la guerra y la pobreza en sus países. Unas 300 personas se congregaron el miércoles frente al Palacio de Justicia para manifestarle su apoyo.

La fiscalía de Niza, que denunció que este caso estaba siendo utilizado como una "tribuna política", pidió ocho meses de cárcel en suspenso contra el acusado y la confiscación de su vehículo.

"Aunque me condenen, el problema seguirá", replicó Cédric Herrou. El tribunal dará su veredicto el 10 de febrero. Europa vive su peor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial, con la llegada de 1,5 millones de migrantes que han cruzado el Mediterráneo desde 2014.

AFP