Navigation

Productores de gas se reúnen en Bolivia para discutir política de precios

El ministro de Hidrocarburos de Bolivia, Luis Alberto Sánchez (I) y Seyed Mohammad Hossein Adeli, secretario general del Foro de Países Exportadores de Gas, el 26 de julio de 2017 en Santa Cruz de la Sierra afp_tickers
Este contenido fue publicado el 20 noviembre 2017 - 19:27
(AFP)

Los países con mayores yacimientos de gas y las grandes transnacionales del rubro se reúnen en Bolivia desde el martes para discutir políticas que fortalezcan los precios.

"Este es el foro más importante del mundo, porque tiene casi las mismas connotaciones que un foro de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo)", manifestó el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez.

El Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG) reúne en la ciudad de Santa Cruz (este) a Argelia, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Guinea Ecuatorial, Libia, Nigeria, Bolivia, Venezuela, Rusia, Irán, Qatar y Trinidad y Tobago, y como observadores a Holanda, Iraq, Omán, Perú, Noruega, Kazajstán y Azerbaiyán.

Según el gobierno boliviano, el foro está conformado por países que poseen entre el 60% y 70% de las reservas mundiales de gas natural.

-Sin Putin, tal vez Maduro-

La Paz aguardaba la visita del presidente ruso Vladimir Putin, pero Moscú reveló a última hora que no estará presente. Empero, se espera la llegada del mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, según dijo el viceministro de Gas de Venezuela, Douglas Sosa, citado por la agencia estatal de noticias ABI.

El plato fuerte de la cita es la llegada de ejecutivos de 27 empresas mundiales en gas y petróleo, entre ellas la rusa Gazprom, la española Repsol, la francesa Total, la británica Shell y la argentina YPF.

Entre paneles y mesas, el FPEG discutirá sobre la oferta, demanda y perspectivas de gas a corto y largo plazo; la contribución del energético en el desarrollo sostenible; y, uno de sus puntos centrales, una política de precios de compra-venta.

Sánchez mencionó que la definición de precios es una de las principales prioridades, pues en la actualidad, hay una dependencia directa respecto al barril de petróleo.

-Indexar el precio al GNL-

Bolivia considera la posibilidad de que el precio esté indexado al del Gas Natural Licuado (GNL) internacional, para mejorar los ingresos de los países productores.

El ministro de Minas e Hidrocarburos de Guinea Ecuatorial, Gabriel Obiang Lima, dijo al llegar a Bolivia que "es muy importante que los que producen el gas reciban la remuneración correcta de ese producto que es utilizado para la electricidad, la petroquímica y muchos aspectos".

La cita concluirá el viernes en Santa Cruz, 900 km al este de La Paz, con un encuentro de presidentes y jefes de Estado.

El FPEG, establecido en Irán en 2001, ha sostenido diferentes reuniones en los últimos años a nivel ministerial. En cuanto a líderes de gobierno, se trata del IV Foro de Países Productores de Gas, desde la última cita en Teherán, en 2015.

- Bolivia busca inversiones -

Bolivia aprovechará la cita para atraer inversiones extranjeras para prospección y desarrollo de campos de gas natural, pues debe incrementar reservas, tras la nacionalización de los hidrocarburos en 2006, decretada por el presidente Evo Morales.

En el corazón de Sudamérica, el país cuenta entre 10 y 11 trillones de pies cúbicos (TCF) de gas, que le permiten con tranquilidad cubrir su demanda interna y sus exportaciones para Argentina y Brasil, pero necesita descubrir más reservorios para ampliar mercados.

Una de sus principales ofertas será el bloque Madre de Dios, al noroeste del país y cerca a la frontera con Perú, donde se estima que existen 32 TCF de gas, el triple de sus actuales reservas certificadas.

Evo Morales, con el declarado plan de postularse para un cuarto mandato por cinco años más cuando concluya su gestión en enero de 2020, ha convertido la política hidrocarburífera en puntal para sus reformas económicas y sociales.

Los ingresos por esta actividad le han permitido a Bolivia mantener un sólido crecimiento económico, incluso superior al de sus vecinos, pese a una reciente desaceleración.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.