Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El general estadounidense John Nicholson, comandante de la misión 'Resolute Support' en Afganistán, durante una audiencia oral ante el Comité senatorial de las Fuerzas Armadas, en el Capitolio (Washington), el 9 de febrero de 2017

(afp_tickers)

A las fuerzas de la OTAN en Afganistán les faltan "algunos miles de efectivos" para poder cumplir con su misión de apoyo a las fuerzas locales, consideró este jueves en Washington el general estadounidense John Nicholson, al mando del operativo.

"En la misión de entrenamiento y asesoramiento" a las fuerzas de seguridad afganas, que luchan contra los talibanes, "tenemos un déficit de algunos miles" de soldados, dijo ante el Comité de Fuerzas Armadas del Senado de Estados Unidos.

Las fuerzas de la OTAN cuentan en la actualidad con unos 13.300 efectivos en Afganistán, de los que la mitad aproximadamente son estadounidenses.

El general Nicholson informó de que debatirá sobre esta carencia con sus superiores, entre ellos el nuevo secretario de Defensa, James Mattis, en una reunión ministerial de la Alianza Atlántica en Bruselas a mediados de febrero.

Según el general, se podría solicitar el envío de tropas suplementarias tanto de Estados Unidos como de los otros Estados miembros.

Durante su audiencia, también expresó preocupación por el papel desempeñado por Rusia, Irán y Pakistán en el país.

"Sigo preocupado por la influencia de ciertos actores exteriores, concretamente de Pakistán, Rusia e Irán", la cual "sigue dando legitimidad y apoyo a los talibanes y debilitando los esfuerzos afganos por crear un Afganistán estable", consideró.

Desde enero de 2015, las fuerzas de la OTAN en Afganistán ya no tienen ninguna misión de combate, sino que están encargadas de formar y aconsejar a las fuerzas de seguridad locales en el marco de la misión 'Resolute support' ('Apoyo decidido'), dirigida por Nicholson.

Las fuerzas de seguridad afganas tienen dificultades para resistir a los talibanes y perdieron terreno ante los yihadistas. Sus pérdidas aumentaron un 35% en 2016 respecto al año anterior, según un informe del Gobierno de Estados Unidos de la semana pasada.

AFP