Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Donald Trump, con gesto serio durante la ceremonia de toma de posesión de James Mattis como secretario de Defensa, el pasado 27 de enero en Washington

(afp_tickers)

El presidente de EEUU, Donald Trump, dijo este jueves que había advertido formalmente a Irán por su reciente ensayo de misil, una acción estimulada, según él, por el "desastroso" acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní.

"Irán ha sido formalmente ADVERTIDO por haber lanzado un misil balístico. Debería agradecer al desastroso acuerdo que EEUU firmó con él!", tuiteó Trump, repitiendo los comentarios similares del asesor de Seguridad Nacional Michael Flynn el miércoles. Ni Trump ni Flynn aclararon qué consecuencias podría tener la advertencia en términos prácticos.

Poco después, llegaba la reacción iraní. "Las observaciones hechas por el consejero de la Seguridad Nacional del presidente estadounidense, Donald Trump, son sin fundamento, repetitivas y provocadoras", declaró el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Bahram Ghasemi, citado por la agencia de prensa oficial Irna.

Según Ghasemi, las observaciones de Flynn caen en el "momento en que los esfuerzos de la República Islámica de Irán en la lucha contra los grupos terroristas en Oriente Medio son conocidos por todos".

"Es lamentable que la Administración estadounidense, en lugar de apreciar a la nación iraní por su lucha sin descanso contra el terrorismo, ayude en la práctica a los grupos terroristas repitiendo las mismas observaciones sin fundamento y adoptando medidas inadaptadas", agregó Ghasemi.

"Irán estaba exhausto y cerca de derrumbarse hasta que llegó EEUU y lo salvó con el acuerdo: 150.000 millones de dólares", agregó Donald Trump en Twitter, en referencia al monto que, según él, representaban las sanciones levantadas por el acuerdo nuclear de julio de 2015 alcanzado con seis grandes potencias.

La tensión entre Teherán y Washington, que rompieron relaciones diplomáticas en 1980 tras la revolución islámica de 1979, se acentuó tras la toma de posesión de Donald Trump, el 20 de enero.

Criticando la actitud del expresidente demócrata Barack Obama respecto a la República Islámica, la Casa Blanca expresó su voluntad de mostrar más firmeza ante Irán, aunque mantuvo la vaguedad sobre las eventuales medidas que tomaría.

El ministro de Defensa iraní, general Hossein Dehghan, confirmó la realización de "un prueba" de misil, aunque aseguró que no violaba el acuerdo nuclear de 2015 ni la resolución 2231 de la ONU sobre el tema.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP