Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump (I), y su homólogo ruso, Vladimir Putin, se saludan durante un encuentro en la Cumbre G20 en Hamburgo

(afp_tickers)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este miércoles en una entrevista que se lleva "muy, muy bien" con su homólogo ruso, Vladimir Putin, con quien se reunió hace apenas una semana al margen de la cumbre del G20.

"Hay gente que dice, 'no deberían entenderse'. ¿Quiénes son las personas que dicen eso? Pienso que nos llevamos muy, muy bien", dijo Trump en una entrevista con la red religiosa de TV Christian Broadcasting Network grabada en la Casa Blanca.

En la entrevista, Trump dijo que los dos mantuvieron "una muy buena reunión".

"Fue bastante larga. Duró dos horas y 15 minutos. Todos estaban sorprendidos por lo que duró, pero eso fue algo bueno y no algo malo", afirmó.

En la visión del presidente, Estados Unidos y Rusia son potencias nucleares y por lo tanto "no tiene sentido que no tengamos algún tipo de relación".

Durante la conversación, Trump desestimó la tesis según la cual su campaña para las elecciones presidenciales del año pasado pudo haber recibido ayuda de Rusia.

"Si Hillary hubiese ganado, nuestras fuerzas armadas estarían diezmadas, nuestra energía sería más cara. Eso es lo que a Putin no le gusta de mí", señaló el mandatario en referencia a Clinton, su adversaria demócrata en la elección.

"Porque desde el primer día quiero fuerzas armadas fuertes, y él no quiere ver eso", agregó.

Se trata de las primeras declaraciones de Trump desde que retornó a Estados Unidos luego de su reciente gira europea y después de que estallara el escándalo que involucra a su hijo mayor, Donald Trump Jr.

El hijo del presidente divulgó el martes correos que dejaron en evidencia que el año pasado se reunió en Nueva York con una abogada rusa con la expectativa de recibir información comprometedora sobre Clinton que podría beneficiar la campaña de su padre.

AFP